Ir al contenido

Importancia de la cultura popular

Hablar de cultura popular es reconocer el concepto de alteridad, de la existencia de un otro. También llamada cultura pop, el concepto está investido de valoraciones profundas e inconscientes.

La categoría de cultura popular es una invención académica, en relación a esa “otra cultura” que no es la nuestra. Una creación intelectual para designar a la otra gente, la que no se interesa por la denominación.

La cultura llamada popular es la de la gente que vive la vida simple de todos los días, con alegrías, enojos, frustraciones, pérdidas. Es la de la gente común, que no le importa el rótulo.

gente caminando por la calle, en muestra de una cultura popular

La alteridad, el reconocimiento de la existencia del otro que también forma parte de nuestra cultura.

¿Para qué conocer la cultura popular?

Desde un punto de vista ideológico, hablar de cultura popular es decir pueblo. Variando la expresión, lo mismo sería decir sectores populares, masas populares, clases explotadas.

Conocer la sociedad, y en especial la vida popular no debería tener un fin más noble que la intención (al menos) de transformar sus condiciones sociales y culturales.

El alma nacional, la nacionalidad, está sintetizada en la cultura popular a través del:

  • cine
  • libros
  • espectáculos de folklore
  • arte
  • música
  • bibliotecas
  • conferencias
  • actividades deportivas
  • costumbres y tradiciones

¿Dónde reside la cultura popular?

La cultura de una nación no reside en las élites intelectuales, ni en las obras de los eruditos y artistas minoritarios.

La fisonomía de los pueblos sólo puede verse en la sensibilidad colectiva, en el seno de las masas. La acumulación artística de experiencias elementales de un pueblo, alienta y construye el folklore.

La riqueza espiritual de la cultura pop está atravesada por fábulas, leyendas, decires, coplas, refranes, tradiciones rurales, viejos romances, música.

Y también por la lengua regional, el arte, costumbres religiosas, la alimentación, la poesía, balbuceos musicales, los cuentos de viejas.

Cultura de élite versus cultura popular

El concepto de popular referido a la cultura, es en definitiva muy ambiguo. Cuando se habla de lo popular existe una valoración peyorativa, como si su calidad fuese inferior a la cultura de élite.

Lo popular está vinculado a la pobreza, a las prácticas, creencias y costumbres de los sectores sociales pobres de la sociedad. Se lo presenta como lo opuesto a la cultura hegemónica de élite.

La cultura de élite es símbolo de pertenencia de un núcleo privilegiado, de sectores socioeconómicos más poderosos. Está compuesta por personas que se han cultivado, que tuvieron la oportunidad de ser parte de sistemas formales de educación. Personas con posibilidades de:

  • desarrollar el “buen gusto” por la ópera o el ballet
  • visitar galerías de arte, museos, academias, instituciones culturales

Al ser hegemónica como cultura universaliza los cánones de belleza, los buenos modales y formas de entender el mundo. Y persuade al resto de la sociedad de que esos son los mejores valores a los que hay que imitar.

La cultura de élite tiende a aislarse (hay un gran abismo con los otros sectores de la sociedad), y las culturas populares tienden a ser cada vez más heterogéneas.

Sinónimos de cultura popular

cultura pop

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.