Ir al contenido

Importancia de las leyendas

Las leyendas son parte del patrimonio común, y herencia cultural de nuestros antepasados. Todas las civilizaciones tienen mitos y leyendas imaginarios o reales, reflejo de su folklore.

En forma de comunicación oral, las leyendas se transmiten de generación en generación desde el principio de los tiempos. Ya los indígenas primitivos explicaban a través de mitos y leyendas los prodigios de sus dioses.

La combinación de elementos imaginarios o sobrenaturales con otros reales, en un contexto socio-histórico concreto, es el relato que denominamos leyenda.

Mujer y bebé con un libro de leyendas sobre una manta

Desde la niñez recibimos información y enseñanzas a través de cuentos y leyendas.

¿A qué llamamos leyendas?

La leyenda es una narración popular propia de cada comunidad, que relata hechos reales o imaginarios combinando lo natural con lo fantástico.

Desde la antigüedad los seres humanos trataron de explicar los diversos fenómenos que ocurrían a su alrededor. Del mismo modo contaron los hechos importantes que sucedían con el fin de preservar la memoria histórica.

¿Para qué sirven?

La importancia de las leyendas está en la posibilidad de descubrimiento de las raíces de cada cultura. Ingresar al mundo imaginario (o real) de las culturas fundacionales de la Tierra.

Muchas veces las leyendas explican el surgimiento de la cultura, y muestran costumbres de la comunidad. Por eso forman parte de la tradición y del folklore de un determinado lugar.

¿Qué enseñan a los niños?

Desde la niñez escuchamos historias de nuestros padres y abuelos llenas de episodios asombrosos. A su vez las transmitimos a nuestros hijos, hermanos, nietos o alumnos.

Pero sólo en una edad avanzada comprendemos la intencionalidad y sentido de esos tradicionales relatos, que guardan un cierto nivel de veracidad.

Como subgénero literario, las leyendas son un recurso para estudiar la geografía. Permiten identificar componentes de tipo geográfico como el clima, el relieve, el medio ambiente y la sociedad.

En síntesis, la enseñanza de las leyendas sirve como medio para la investigación y difusión de la ciencia geográfica. Sin que los niños se den cuenta, las historias estimulan su imaginación y aprendizaje estableciendo importantes enseñanzas.

Diferencias entre mitos y leyendas

En la misma línea, los mitos son responsables de la diversidad de culturas de la humanidad. Dioses, seres sobrenaturales, monstruos mitológicos y una infinidad de relatos dan cuenta de estas expresiones culturales de los pueblos.

Los mitos son relatos dotados de carácter sagrado y simbólico, que involucran seres fantásticos, semidioses y otras creaciones imaginarias. Funcionan en el marco de la mitología (de la que es de renombre la mitología griega), pero tienen carácter atemporal, no están ubicados en un tiempo determinado.

El mito relata una hazaña o hecho prodigioso protagonizado por seres extraordinarios, fabulosos sobrenaturales, como dioses, monstruos o semidioses. Las leyendas, en cambio, se ubican en un lugar geográfico, temporal e histórico real, en el que suceden hechos maravillosos o de fantasía.

En la actualidad, muchas leyendas y mitos fueron llevados al cine logrando gran impacto en los niños gracias a los efectos especiales y avances tecnológicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.