Ir al contenido

Importancia del viento

El viento es mucho más que aire en movimiento, es un recurso energético renovable cada vez más importante. Siendo la energía eólica una de las formas de energía más antiguas.

El viento regula las distintas temperaturas generadas por la llegada a la tierra de la radiación solar. Como así también la cantidad de vapor de agua que está en la atmósfera.

El fenómeno del viento está relacionado con los beneficios y con los daños que ocasiona. Puede medirse por los parámetros de dirección y velocidad, ya que se trata de una magnitud vectorial.

Molinos de viento en un campo

El clima es uno de los constructores del medio ambiente.

¿Cómo se produce el viento?

El movimiento de aire sucede por una diferencia de presión en distintos puntos de la atmósfera. Se desplaza de áreas de alta presión a zonas de baja presión, intentando contrarrestar la diferencia entre ellas.

Cuanto mayor sea esta diferencia de presión atmosférica, mayor será la velocidad de este aire en movimiento. Al moverse de altas a bajas presiones, sigue una trayectoria que no es recta sino en espiral.

Efectos del viento

Sus efectos pueden verse por ejemplo en la agricultura, al transportar:

  • polen y materia orgánica
  • nubes y humedad
  • masas de aire frío o caliente

Pero también los efectos del viento están relacionados con los perjuicios que ocasiona, muchos de los que son visibles. Al mismo tiempo que evita heladas de radiación, causa daños a flores, frutos y cultivos, derribando a veces algunos árboles.

¿Qué es la energía eólica?

La energía que se obtiene gracias al viento se llama eólica, y se obtiene a través de un generador. Entre sus características principales se destaca que:

  • Es inagotable, por lo que decimos que es un recurso renovable de la naturaleza
  • No tiene efectos contaminantes
  • Contribuye a reducir el uso de combustibles fósiles (que causan gases de efecto invernadero)

El sol es un elemento clave para la generación de energía eólica. Porque la radiación solar provoca viento al calentar la tierra, el mar y el aire.

¿Cómo se genera?

Cuando el aire está en movimiento se produce energía cinética, es decir aquel tipo de energía que producen los cuerpo en movimiento.

Gracias a los aerogeneradores que están instalados en el mar o en la tierra, la energía cinética se convierte en eléctrica. Es decir que los generadores transforman el viento en electricidad, produciendo así una forma de energía sostenible.

El viento golpea las palas del generador y hace girar las turbinas. Por lo que la energía cinética se convierte en energía de rotación al mover un eje conectado al generador. Esto produce energía eléctrica y corriente alterna por medio de un convertidor.

La cantidad generada de electricidad depende de:

  • longitud de las palas
  • dimensión de la turbina y del rotor
  • ubicación del aerogenerador
  • velocidad del viento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.