Ir al contenido

Importancia del Rococó

El Rococó es un estilo artístico francés nacido en el siglo XVIII, que surgió como reacción al Barroco clásico imperante en la corte. Recargado de ornamentos y sin discreción, se inició en el reinado de Felipe V.

El estilo Rococó se destaca por la opulencia, la elegancia aristocrática y el uso de colores estridentes. A diferencia de la oscuridad y pesimismo del Barroco.

Es un estilo de arte mundano, frívolo y superficial, despegado de la religión y la espiritualidad. Sin simbolismos sociales ni políticos, se considera al Rococó exclusivo de la aristocracia.

fachada estilo Rococó del Siglo XVIII

La arquitectura y la decoración de interior van de la mano en el estilo Rococó

¿Por qué se llama Rococó?

El término Rococó deriva de la palabra francesa “rocaille” (que significa piedra), y “coquille” cuyo significado es concha o protección calcárea de ciertos moluscos. Ambos elementos tuvieron gran importancia en la decoración de interiores.

El tipo de decoración libre y asimétrica muestra preferencia por las formas irregulares y onduladas. Y una marcada predilección por elementos naturales como las piedras y conchas marinas, que decoraron grutas artificiales.

¿Cómo es el estilo?

Es un estilo aristocrático, que revela el gusto por lo refinado, elegante, íntimo y delicado. En pintura, las composiciones son sensuales, frescas, alegres, en colores suaves y claros.

Así como el Barroco caracterizó a la Iglesia Católica Romana del Siglo XVII, el estilo de la corte francesa del Siglo XVIII fue el Rococó.

La mujer se convierte en protagonista de la inspiración, por su belleza y sensualidad. En las temáticas abundan:

  • fiestas elegantes
  • reuniones campestres
  • historias pastoriles
  • aventuras cortesanas
  • romances

Arquitectura del Rococó

Los edificios arquitectónicos mantienen un exterior simple. Pero la decoración se desborda en la ornamentación del interior, que propone la acumulación exagerada de objetivos decorativos.

La difusión de las piezas de porcelana chinas que habían entrado a Europa, como las telas y las lacas, decoraron los salones occidentales.

Rápidamente, el Rococó se difundió por otros países europeos, en especial Austria y Alemania, y se desarrolló hasta la llegada del neoclasicismo.

Características representativas

  • Era un estilo creado para la aristocracia y la burguesía
  • El artista tenía total libertad para la creación de sus obras
  • Representaba los sentimientos y despreocupación de la vida aristocrática
  • Dedicado al lujo, ostentación, fiestas y comodidades
  • Obras opulentas y elegantes

Importancia del Rococó

Este movimiento rompió las ideas estéticas que venían preestablecidas desde la Antigua Grecia y la arquitectura clásica. Se enfocó en la ornamentación y el uso de formas de la naturaleza, rompiendo con lo ideológico y religioso.

Por medio del Rococó, el diseño de interiores y el diseño exterior trabajaron de la mano, en un concepto de unidad. Los elementos de la decoración se perciben como parte de la estructura del edificio en que se encuentren.

Algunos críticos consideran que no existió un estilo propio del Rococó, sino que fue una fase tardía del Barroco. Para esos autores, este estilo no merece un mayor reconocimiento que el del Manierismo, considerado una variación tardía del Renacimiento.

Sin embargo, es indiscutible que el estilo Rococó tuvo una impronta peculiar, de corta duración pero con personalidad propia.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.