Ir al contenido

Importancia de la protección civil

La protección civil o defensa civil es un área gubernamental que está al servicio de la comunidad, para su protección integral.

Con el fin de proteger a los individuos, grupos sociales y sus comunidades de los efectos destructores de los desastres naturales, la defensa civil acciona para preservar no sólo las vidas sino también los bienes materiales indispensables para la supervivencia y el desarrollo nacional.

Se trata de una actividad de servicio permanente del Estado en beneficio de la comunidad.

Huracanes, terremotos y otros desastres naturales convocan el accionar de la protección civil del Estado.

Las actividades que lleva a cabo la protección civil tienen apoyo gubernamental, y son aplicadas por la mayoría de los países que tienen por objetivo proteger a las poblaciones vulnerables frente a distintos tipos de desastres.

La protección civil o defensa civil nació con el Tratado de Ginebra de 1949 para proteger a las víctimas de conflictos armados internacionales, complementando el trabajo de la Cruz Roja.

Se llama protección civil al conjunto de todas las tareas humanitarias que están destinadas a proteger a la población frente al peligro de hostilidades y siniestros, para ayudarla en su recuperación y supervivencia.

Algunas de las tareas que realiza la protección civil son las siguientes:

  • Servicio de alarma
  • Organización y habilitación de refugios
  • Evacuación
  • Salvataje
  • Aplicación de medidas de seguridad
  • Primeros auxilios
  • Servicios sanitarios
  • Lucha contra incendios
  • Detección de zonas peligrosas
  • Señalamiento de sitios de riesgo
  • Lucha contra la contaminación ambiental
  • Provisión de abastecimiento y alojamientos de urgencia
  • Ayuda para restablecimiento del orden en zonas damnificadas
  • Restablecimiento de los servicios públicos indispensables
  • Preservación de bienes fundamentales para supervivencia
  • Servicios funerarios de urgencia
  • Planificación, organización y actividades complementarias para el desempeño de las tareas anteriores
  • Captura de animales peligrosos
  • Organización del tránsito, como cortar calles o detener la circulación de vehículos

Se entiende por organismos de protección civil a aquellos creados o bien autorizados por las autoridades competentes para actuar en caso de conflicto, o para realizar tareas de apoyo a la comunidad.

Los organismos que regulan la protección civil suelen definir también la participación ciudadana para brindar ayuda.

Para ello, tienen grupos de personas capacitadas para actuar en casos de catástrofes, apoyando a los servicios asalariados de emergencias.

Estos colectivos están estructurados, por ejemplo, en agrupaciones como la de Bomberos Voluntarios Municipales y Provinciales, que coadyuvan en la gestión integral del riesgo.

Existen tres etapas de las intervenciones: la etapa previa o de prevención, la etapa de emergencia durante el desastre y la etapa posterior de reconstrucción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.