Importancia de la pintura abstracta

La pintura abstracta tiene como tema central la abstracción, es decir que no representa lo real o figurativo. Dentro de las artes visuales, el arte abstracto separa de la realidad el aspecto exterior y expresa lo simbólico.

En la pintura abstracta, el artista excluye los objetos o seres concretos y contempla los colores, las formas o las proporciones.

Desde la prehistoria las civilizaciones representaron las artes visuales abstractas, con las figuras geométricas y la caligrafía.

La pintura de Kandinsky y el juego de las formas y colores.

¿Cómo surgió la pintura abstracta?

El arte abstracto lleva siglos de expresión desde el Renacimiento. En ese período los artistas recrearon la realidad a través de la escultura y la pintura.

Con la llegada del Impresionismo se desplazó el interés en la representación objetiva hacia la subjetividad. Entonces se recreó todo lo que se alejaba de la percepción sensorial y las apariencias externas.

A medida que la crisis del arte figurativo crecía, cambiaba también el concepto de arte. El expresionismo y el cubismo surgieron como reacción contra el realismo, explorando modalidades artísticas nuevas.

En sus comienzos la pintura abstracta era geométrica, pero atravesada por el tiempo y diversidad de técnicas y estilos dio lugar al arte moderno.

Simbología del color

El desapego que sentían los intelectuales y artistas por el materialismo imperante, los llevó a experimentar la abstracción. Sus obras tenían que trascender más alto hacia lo espiritual, y Wasily Kandinsky encontró el camino del arte abstracto.

Describió al color como como un medio para influenciar el alma en forma directa. Igual que la música, el color y la nota musical tienen capacidad para transmitir emociones.

Del mismo modo, los colores y las notas musicales pueden modularse, distorsionar el sonido y las formas hasta expresar la emoción del artista.

Kandinsky: el origen de la pintura abstracta

En el año 1910 surgió el arte abstracto en Munich, de la mano del alemán Wasily Kandinsky. Formado en la Academia de Bellas Artes de Munich, expuso sus primeras ideas sobre el arte abstracto.

Contrario al pensamiento de arte figurativo, se esbozó el concepto de pintura abstracta.

Es un tipo de expresión que utiliza un simbolismo y lenguaje visual propio. Con significados variados, las formas abstractas no representan figuras, personas ni objetos. Se trata de un estilo que exalta los detalles cromáticos y estructurales, profundizando su valor expresivo.

En sus inicios, la pintura abstracta fue causa de polémicas y discrepancias, se criticaba que no era un arte. Pero el tiempo reconoció esta expresión en disciplinas como:

  • escultura
  • música
  • arquitectura
  • danza
  • literatura
  • diseño gráfico

Kandinsky fue pionero en pintar una acción, sin que tuviera un objeto que la representara de forma exterior. Del mismo modo, el pintor Boccioni dijo: “Mi ideal era un arte que expresara la idea del sueño sin representar a una cosa durmiendo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.