Ir al contenido

Importancia de las emociones

Para hablar de la importancia de las emociones es necesario incluir sus signos externos o cambios orgánicos, que son alteraciones provocadas por la adrenalina.

Esta hormona, que se produce en las glándulas suprarrenales, provoca reacciones fisiológicas como el temblor de manos, la sudoración, el aceleramiento cardíaco, las arrugas del rostro y una postura corporal que refleja la tensión.

Las expresiones emocionales o signos externos de la emoción son lo primero que conocemos de ella.

emociones de ira y resentimiento en el rostro

Nuestro lenguaje corporal y gestual siempre comunica nuestras emociones.

La experiencia emocional es privada, pero implica cambios conductuales que comunican nuestro sentir con otras personas, pudiendo alterar los vínculos.

Las emociones son estudiadas por la psicología, la neurociencia y la inteligencia artificial.

Origen etimológico de las emociones

Según su origen etimológico su significado se traduce como impulso que conduce a la acción. De allí que los signos externos de nuestros sentimientos emocionales son evidentes.

El sujeto que experimenta una emoción tiene una percepción de la realidad o de su imaginación que produce en él un sentimiento impulsivo.

La emoción es importante porque se trata de una respuesta adaptativa básica para el organismo y su supervivencia, como ocurre al escapar, agredir, reproducirse, ayudar a otros.

¿Cómo se expresan las emociones?

Se expresa físicamente a través de funciones fisiológicas como el aceleramiento de la respiración, un aumento de la presión arterial, cambios en la sudoración y el pulso cardíaco, y con conductas de reacción como el estrés, la ansiedad, la depresión, el llanto.

La emoción es un proceso neuroquímico y cognitivo que está asociado con la estructura mental del sujeto: toma de decisiones, percepción, memoria, atención e imaginación.

Importancia de las emociones

Puede contribuir a la supervivencia, pero también puede tener efectos negativos como ocurre con el nerviosismo del adolescente previo a un examen, el pánico escénico, o el bloqueo del deportista.

Asimismo, hay emociones que pueden alterar las relaciones interpersonales como sucede con el rencor, el odio, el miedo, la repugnancia, la ira.

Hay emociones que se comunican a través del tono de voz, de cambios significativos en la modulación del habla, y otros cambios importantes que siempre se relacionan con el otro.

El ser humano es un ser biopsicosocial, en el que se conjugan las tres dimensiones de la persona: cognitiva, afectiva y conductual. Estas áreas están íntimamente relacionadas entre sí, y a la vez influenciadas mutuamente.

Importancia de las emociones en el adulto

El proceso psicológico del adulto comienza con la percepción de la realidad (cognición), las emociones (afectos) y las reacciones (comportamiento o conducta).

La persona internaliza el mundo exterior a través de la percepción, procesando la información que proviene del entorno, tanto física (sonidos, colores, temperatura) como psicológica (miradas de otras personas, tonos de voz, comportamientos ajenos).

A través de la cognición se procesa ese mundo externo y se le da una significación a los eventos originados en el medio ambiente que nos rodea.

Por ejemplo si me encuentro con un ser querido que me da mucho placer saludar, reacciono con una emoción (alegría) y con una conducta (abrazo).

Por eso decimos que todas las emociones tienen un componente fisiológico (reacciones orgánicas), subjetivo (depende de las experiencias vividas), conductual (reacciones defensivas) y emocional (que precede a la cognición).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.