Ir al contenido

Importancia del debate sobre el aborto

El debate sobre el aborto deviene casi siempre en una gran polémica. La interrupción prematura del embarazo es una práctica que se desarrolló desde hace décadas en la oscuridad.

La importancia del debate sobre el aborto y el activismo de los movimientos feministas, llevaron al Congreso Nacional la discusión sobre la despenalización de la práctica.

Para algunos, el aborto es siempre un crimen y, por lo tanto, no puede ser legal. Así como ninguna ley en el mundo puede hacer lícito un acto que es intrínsecamente ilícito. Para otros, sólo la mujer tiene decisión sobre su cuerpo.

el debate sobre el aborto en la mujer embarazada

La complejidad de la decisión involucra más de un aspecto de la vida de la mujer.

¿Qué es el aborto?

Es la interrupción prematura del embarazo en un momento de la gestación en la que el feto no puede sobrevivir fuera del útero. El aborto puede ser natural, cuando se produce de manera espontánea, pero también puede ser provocado.

Interrupción voluntaria del embarazo (IVE)

Es el procedimiento médico que tiene el fin de detener el embarazo. Esto sucede cuando la mujer decide no hacerse cargo ya sea porque no se siente preparada para la maternidad o porque no quiere tener un hijo. Desde hace muchas décadas estas prácticas se realizan en forma clandestina, exponiendo la vida de la mujer.

Argumentos del debate sobre el aborto

El debate se refiere a la discusión, polémica y controversia sobre la práctica del aborto inducido, por decisión de la embarazada. Los protagonistas del debate pueden clasificarse en dos grupos, que suelen llamarse “pro-elección” y “pro-vida”.

El grupo pro-elección enfatiza el derecho de las mujeres a interrumpir su embarazo. El grupo pro-vida enfatiza el derecho del embrión o feto a terminar su gestación y nacer.

Generalmente predominan dos tipos de argumentos, que vemos enfrentarse públicamente en los medios de comunicación:

  1. El que podríamos llamar liberal, que favorece la decisión personal de la mujer frente a cualquier otro valor
  2. La posición conservadora, que rechaza el aborto poniendo el foco en la vida del feto

El feto como persona

Dirimir el estatus ontológico del feto, es decir su condición de persona, es un tema muy complejo que aún no está saldado. Convergen en el debate la filosofía del derecho, la filosofía moral y la filosofía política.

Para que exista la condición de persona deben darse:

  • Una noción biológica (poseer el código genético de la especie humana u “homo sapiens”)
  • La noción de persona potencial (entidad que puede transformarse en persona real si nada interfiere en su desarrollo)

Según el Código Civil Argentino, en la regulación de las sucesiones por fallecimiento, establece que las “personas por nacer” son sujetos de derechos y obligaciones. Por lo tanto, pueden recibir una herencia en cualquier etapa de su desarrollo embrionario.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.