Ir al contenido

Importancia de la filosofía

La importancia que tiene la filosofía en la historia de la humanidad es altísima. Gracias a ella se han resuelto muchas dudas respecto al origen de nuestra especie y también se ha podido organizar la forma en la que nos relacionamos con el mundo.

Es necesario aclarar que la filosofía no se basa en dar respuestas sino en aprender a formular adecuadamente las preguntas. Los temas en los que se centra están estrechamente relacionados con el comportamiento humano y también con el lugar que ocupamos en el desarrollo de la historia del Universo.

Las personas que se dedican a la filosofía se llaman filósofos y filósofas. Algunos de los nombres que se encuentran vinculados con el saber filosófico son Aristóteles, Hiparquia de Maronea, Sócrates, Nietzsche, Pierre Hadot, Mary Wollstonecraft y Baruch Spinoza, entre muchos otros.

La filosofía reúne el conjunto de pensamientos relacionados con la experiencia vital.

A lo largo de la historia se ha intentado conseguir una definición exacta de lo que la filosofía representa, siendo muy comunes explicaciones totalmente abstractas y alejadas de la vida cotidiana. Las mismas plantean que la filosofía es una ciencia inasible y difusa, donde quienes se dedican a ella son personas que viven en un estado alejado de la realidad y de las experiencias sensoriales.

Lo que la filosofía nos ofrece

Sin embargo, bien mirada, la filosofía podría ser una de las mejores herramientas de las que disponemos para desarrollar una vida feliz. Esto se debe a que nos ofrece un espacio de reflexión sobre la propia existencia para ser capaces de mejorar aquellas cosas que no nos gustan o que atentan contra nuestro bienestar.

En ese sentido, la filosofía nos ofrece la mirada de miles de personas que han pensado o experimentado lo mismo que nosotros estamos enfrentando. Leer sus trabajos puede ayudarnos a mejorar nuestra situación, al guiarnos en la toma de mejores decisiones o, al menos,  impulsarnos a reflexionar mejor sobre la propia experiencia desde una nueva perspectiva.

A pesar de que nos inculcan que pensar nos lleva a comernos la cabeza y a sufrir, sin embargo, si lo pensamos bien, conocer nuestra historia, descubrir nuestra identidad y pensarnos puede ser un buen camino para alcanzar el bienestar, de hecho, es el único camino posible para conseguirlo. Y ahí entra en juego la filosofía al ayudarnos a formular las preguntas correctas.

La filosofía nos permite elaborar una serie de preguntas y buscar respuestas para nuestros conflictos existenciales, que son íntimos y personales pero que también compartimos con el resto o muchos de los mortales.

Si no deseamos establecer una relación entre lo que pensamos y nuestra forma de actuar, entonces no hay espacio para la filosofía en nuestra vida. Pensar la vida y buscar formas de actuar concorde a aquello en lo que creemos es una buena forma de aplicar filosofía a nuestra vida.

Dicho todo esto, el acercamiento a la filosofía lejos de convertirnos en personas tristes debería servirnos para crear nuevas estrategias en nuestra vida a fin de enfrentar las mismas circunstancias con una renovada perspectiva.

3 pensamientos en “Importancia de la filosofía”

  1. Si, estoy de acuerdo con las distintas definiciones, me parece que toda persona debe tener muy clara cual es la filosofía de su vida.
    Yo tengo 70 años, bien vividos, como todas los seres humanos he tenido grandes bonanzas
    grandes altibajos pero siempre estuve preparada para afrontar cualquier éxito o adversidad con coraje y madurez sin permitir que las diferentes circunstancias me hicieran daño emocional, físico o mental.
    Creo que todo se debió al conocimiento de mi yo interior, desde muy corta edad, a saber cuales eran mis metas a alcanzar a nivel personal y familiar, no todo sale a flor de piel pero el conocer bien quien era y lo que quería de mi vida, sin apegos ni dependencias me ha ayudado a enfrentar con alegría y sin dolor todas las adversidades de los últimos 10 años.
    Me siento satisfecha de todo lo vivido, esto porque todas las caídas nos dejan
    experiencias muy positivas, que nos permiten vivir cada minuto sin sentirse victima y sin preocupaciones por el mañana incierto.
    Maraiam

    1. considero valioso este comentario, acerca de reflexionar permanentemente sobre la vida, la sociedad, el universo, nuestra existencia y otros asuntos de singular importancia, como para determinar cuáles habrán de ser nuestros roles y aportes, mientras dure nuestra existencia, impica ciertamente obtener claridad acerca de nuestro proyecto de vida, nuestros grandes objetivos, que deben estar en sintonía con la comunidad, la sociedad y la familia (con sus intereses, necesidades y problemas), a las cuales pertenecemos, ciertamente sin apegos, dependencias o manipulaciones y sin que nada nos haga desistir de nuestros esfuerzos, por muchos que sean los obstáculos, barreras, o fracasos, pues debemos estar convencidos de nuestras concepciones racionales y espirituales, las cuales deben ser tan fuertes, que ni siquiera los errores o equivocaciones nos amedrenten, pues de los errores también se aprende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.