Importancia del calcio

El calcio es un mineral muy importante para el cuerpo humano, ya que ayuda a formar y mantener sanos huesos y dientes. En consecuencia, incluir desde la infancia alimentos con calcio en el desayuno favorecerá un buen hábito alimentario.

Minerales como el calcio y el magnesio son fundamentales para combatir el cansancio mental y físico. Elegir para alimentarnos productos que los contienen es una forma natural de cuidar la salud.

Por eso es necesario incluir en la dieta diaria un nivel adecuado de calcio, cuya función esencial a largo plazo es de prevención de la osteoporosis.

vaso de leche y rodajas de queso contienen calcio

Elegir alimentos ricos en calcio favorece una buena nutrición y prevención de la osteoporosis.

¿Dónde está el calcio que ingerimos?

Es el mineral más abundante que tiene en su interior el cuerpo humano. Lo encontramos en la mayor proporción en huesos y dientes. Pero también hay calcio en:

  • tejidos corporales
  • sangre
  • neuronas
  • otros líquidos del cuerpo

¿Qué funciones tiene en el cuerpo humano?

Tiene una importancia de gran envergadura en la formación y crecimiento del bebé, así como en el mantenimiento saludable del cuerpo durante toda la vida. Entre sus funciones destacamos:

  • Desarrollo de huesos y dientes fuertes
  • Coagulación de la sangre
  • Envío y recepción de señales nerviosas
  • Contracción y relajación de los músculos
  • Secreción de hormonas
  • Mantenimiento del ritmo cardíaco

Déficit de calcio: osteoporosis

La osteoporosis es la enfermedad más común entre las patologías óseas. Se trata de una afección en la cual los huesos se vuelven frágiles. Por eso aumenta el riesgo de fracturas, ya que los huesos se presentan quebradizos y débiles.

A lo largo de la vida el cuerpo sigue creando hueso nuevo, y reabsorbiendo hueso viejo. Esto debe suceder en constante equilibrio.

A medida que se envejece, la pérdida ósea ocurre cuando se reabsorbe más hueso viejo que el nuevo que se crea. Es decir que el calcio y el fosfato de los huesos son absorbidos por el cuerpo.

Factores de riesgo

La pérdida ósea puede suceder sin causa conocida, pero también:

  • Por disminución del estrógeno en las mujeres en la menopausia, y en los hombres por disminución de testosterona al envejecer.
  • Enfermedades postrantes por largos lapsos
  • Afecciones que causan inflamación en el cuerpo
  • Tratamientos hormonales y esteroides que se toman por más de tres meses
  • Ausencia de períodos menstruales por mucho tiempo
  • Antecedentes familiares de osteoporosis
  • Trastornos alimentarios como anorexia nerviosa

Dieta rica en minerales

Para evitar la fragilidad de los huesos, es importante beber y alimentarse con alimentos ricos en calcio y vitamina D, que ayuda a absorberlo. El alimento que contiene más calcio es la leche.

Otros alimentos ricos en este mineral son:

  • brócoli
  • acelga
  • espinaca
  • puerro
  • leche
  • yogurt
  • queso
  • lentejas
  • aceitunas
  • huevos
  • almendras
  • avellanas
  • nueces
  • dátiles
  • pasas
  • higos
  • cereales en el desayuno
  • garbanzos
  • jugo de naranja
  • atún
  • salmón
  • trucha
  • sardinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.