Ir al contenido

Importancia del Barroco

El Barroco fue un período cultural con características extravagantes, tanto en el arte como en la arquitectura.

El movimiento Barroco se inició en Italia en la Edad Moderna. Y revolucionó el concepto artístico del Renacimiento, período que lo precedió.

Marcaron el período Barroco la exageración, los detalles, la opulencia, que se manifestaron en todas las expresiones artísticas.

iglesia propia del período barroco

El estilo Barroco fue característico de las iglesias del catolicismo.

Contexto histórico

Si bien el arte ilustra muy bien este período histórico nacido en Europa Occidental, el Barroco fue un estilo:

  • cultural
  • científico
  • tecnológico
  • político
  • económico
  • filosófico

Surgió en el siglo XVII en medio de transformaciones políticas, como el nacimiento de los Estados modernos. En lo religioso nació la Contrarreforma, donde el catolicismo mostró su opulencia a los fieles. En el mismo tiempo, las crisis económicas daban origen a la burguesía.

En ese clima social, surge como reacción un estilo contrario a lo clásico, menos racional pero más apasionado. La crisis económica enfrentó al hombre de modo más radical a la realidad.

El período Barroco fue uno de los movimientos culturales más célebres de la historia del arte universal.

¿Qué es el Barroco?

El término en portugués significa perla con formas irregulares. Nacido en Roma, se extendió por Italia y otros países europeos en el año 1700. En España, Francia y Austria el movimiento se hizo muy popular.

El enfoque de su estilo se define por la opulencia y la grandeza de la arquitectura y el arte.

De la mesura, la exactitud y el respeto por las proporciones, el Barroco impuso exceso, creatividad, metáfora, exuberancia, drama y sensualidad.

Características de su estética

Tanto el arte como la arquitectura muestran movimiento, emoción, extravagancia y uso dramático de la sombra y la luz. Entre las características, podemos mencionar:

  • Colores intensos
  • Temas religiosos o mitológicos
  • Realismo
  • Opulencia

La Pintura

Si bien varían los estilos y los temas de las piezas, todas tienen en común el dramatismo. También el interés por la teatralidad se refleja en los matices de las luces y las sombras. Algunos pintores famosos fueron Caravaggio y Rembrandt.

La Escultura

Aquí el interés está puesto en el dinamismo. Logrado a través de esculturas de bronce y mármol, siluetas retorcidas y prendas que simulan el movimiento.

Las esculturas solían adornar edificios majestuosos, jardines reales y lugares ostentosos como el interior deslumbrante de las iglesias.

Las fuentes de agua también fueron utilizadas para realzar el enfoque teatral. Bernini es uno de los escultores destacados de este período.

Arquitectura y diseño de interiores

Del mismo modo que el arte, los interiores barrocos tenían una estética exagerada. Las piezas de arte y los muebles solían ser estampados, como un follaje en espiral. Los motivos ornamentales en forma de Cupido adornaban tapices y pinturas en los techos.

Dentro de los palacios podían verse:

  • muebles lujosos de terciopelo
  • maderas doradas
  • marquetería ostentosa

Las fachadas de los edificios se tallaban en relieve, con columnas y acentos dorados. En especial las columnas salomónicas y las cúpulas con las que coronaron muchas basílicas e iglesias barrocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.