Ir al contenido

Importancia de la adopción

La adopción es una medida de protección al menor, que establece la relación paterno filial entre personas que no tienen esa vinculación por naturaleza.

La figura de la adopción es una medida que ayuda a los menores en situación de abandono, para que puedan acceder a la posibilidad de vivir en familia.

La importancia de la adopción como institución es vital para establecer la regulación y supervisión del Estado. Cada niño solo vulnerado en sus derechos, espera un hogar que se haga cargo de sus necesidades.

mano de adulto sostiene a mano de niño en adopción

La adopción es un acto de amor elevado.

¿Qué es la adopción?

Es un medio provisto por el Estado a través de su legislación, para establecer una relación legal de madre/padre e hijo entre quienes no tienen ese parentesco.

Adoptar un hijo es recibir como propio a uno que es biológicamente ajeno. Es un acto que deviene del deseo de ser padres, lo que constituye su motivación.

En virtud de esta institución, la persona adoptante adquiere los derechos y obligaciones de Padre o Madre. La adopción es un acto jurídico que implica cumplir previamente un proceso establecido por la Ley.

Por lo tanto, los padres adoptivos deben cumplir una serie de requisitos legales, conforme a la legislación de su país.

Etimología de la palabra adopción

Es muy interesante la etimología de la palabra derivada del latín adoptio o adoptare, que significa “tomar como hijo” o afiliarse. Sus componentes son:

  • el prefijo ad (idea de aproximación o ir hacia)
  • verbo optare (elegir, desear, escoger)

De modo que la palabra adoptare expresa la idea de elegir a alguien para vincularlo a sí mismo. La adopción como acto jurídico fue creada por el Derecho Romano, ya que la práctica de adoptar en Roma era muy usual.

Cuando un varón de clase acomodada no tenía herederos en el Imperio Romano, pedía a un amigo que le ceda uno de sus hijos. Ello era bien aceptado por el padre ya que implicaba una mejor herencia y posición social.

El derecho a tener una familia

Uno de los derechos básicos del niño es tener una familia, derecho reconocido por la Convención sobre los derechos del Niño. Este tratado internacional fue ratificado en 1990 por casi doscientos Estados que comprometieron a sus gobiernos a cumplirlo.

En la actualidad, la Convención ya fue aceptada por todos los países del mundo, con excepción de Estados Unidos. El objetivo de la adopción es velar por el interés superior del niño y amparar su derecho al desarrollo en el seno de una familia que le brinde afecto y cuidados.

¿Por qué la madre biológica entrega a su hijo en adopción?

Las motivaciones son variadas, y la decisión suele ser resultado de un difícil proceso que no culmina con la entrega del niño. La inmadurez emocional, la incapacidad para asumir el rol de madre, la falta de apoyo de su familia son algunas de las motivaciones.

Muchas veces sucede que:

  • Las madres biológicas tuvieron historias de abandono
  • Sufrieron falta de protección de sus padres
  • Provienen de familias uniparentales con graves conflictos
  • Padecieron necesidades materiales y espirituales
  • La mayoría (92%) son solteras

Todo ello conduce a un daño afectivo profundo que afecta la relación con otros, incluso su propio hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.