Ir al contenido

Importancia del Acuerdo de París

La importancia del Acuerdo de París firmado en 2015, lo posiciona como el mayor logro de la historia en materia ambiental.

El Acuerdo de París unió en Francia a los países firmantes para combatir el cambio climático. Esa causa convocó a naciones desarrolladas y no desarrolladas en un compromiso común.

Tal es la importancia del Acuerdo de París que repercutió en acciones climáticas emprendidas a favor del planeta en todo el mundo.

La importancia del Acuerdo de París repercutió en el planeta

El calentamiento global provoca la progresiva transformación del planeta hacia su extinción.

¿Qué es el Acuerdo de París?

Es un pacto que se firmó en la capital francesa para fortalecer la respuesta mundial en relación a los cambios climáticos. La importancia del Acuerdo de París trascenderá la historia, porque es el primer pacto vinculante sobre el clima a nivel internacional.

El evento que reunió a los países firmantes del Acuerdo de París fue un hito histórico. Por primera vez países desarrollados y no desarrollados se comprometieron a reducir la emisión de gases de efecto invernadero. En especial las emisiones de dióxido de carbono (CO2).

En el contexto del calentamiento global nació este acuerdo firmado por casi doscientas naciones. Una excepción que vale la pena mencionar: Estados Unidos.

¿Qué representa para el planeta?

En primer lugar, el objetivo del acuerdo es limitar el incremento medio de la temperatura global a 2 grados, con respecto a los niveles preindustriales. Teniendo en cuenta el desafío de no superar 1.5 grados a finales de Siglo.

Por otra parte, se plantea otro objetivo en relación a lograr la neutralidad climática para el año 2050.

Lo que significa que el anhídrido carbónico (CO2) que la actividad humana libera a la atmósfera, sea equivalente al que absorben los bosques. El CO2 es el principal gas que causa calentamiento global.

Aspectos clave del Acuerdo de París

A través del abordaje de áreas cruciales para combatir el cambio climático, estos son algunos de los aspectos clave que se acordaron:

  • Delimitación a largo plazo en relación a la temperatura: se reafirma el objetivo de que el aumento de temperatura no se acerque a los dos grados centígrados.
  • Neutralidad climática: las partes se comprometen a alcanzar rápidamente, a nivel mundial, el punto máximo de la emisión de gases de efecto invernadero. A sabiendas de que será más difícil para los países en desarrollo.
  • Mitigación: el compromiso de París vincula a los firmantes para que apliquen medidas nacionales adaptadas. Los países desarrollados lideran los objetivos de reducción de la economía. Los que están en desarrollo se obligan a intensificar los esfuerzos en la mitigación.
  • Adaptación: el objetivo mundial es aumentar la capacidad de adaptación y reducir la vulnerabilidad al cambio climático, en relación a la temperatura acordada. Se considera que la adaptación es un reto mundial, para lo que se propone la cooperación internacional en cuanto a los esfuerzos de adaptación de los países en desarrollo.
  • Refuerzo de la educación e información: así como la sensibilización, participación de la comunidad y acceso público a la información sobre cambio climático.
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.