Ir al contenido

Importancia de las abuelas y madres de Plaza de Mayo

El movimiento de las abuelas y madres de Plaza de Mayo, lleva más de cuarenta años en Argentina tratando de restituir niños apropiados durante la Dictadura Militar de 1976.

Abuelas y madres de Plaza de Mayo es una asociación civil de derechos humanos, que tiene el objetivo de localizar a bebés y niños para restituirlos a sus legítimas familias.

Tiene sede central en la ciudad de Buenos Aires, y filiales en Rosario, La Plata, Mar del Plata y Córdoba. La organización está presidida por Estela de Carlotto. 

abuelas y madres de Plaza de Mayo con pañuelo blanco

El pañuelo blanco representa la lucha por los Derechos Humanos.

La dictadura y el método de eliminación masiva de opositores

La dictadura militar tomó el poder del gobierno argentino el 24 de marzo de 1976, instalando el llamado “Proceso de Reorganización Nacional“.

Desde 1976 hasta 1983 el gobierno de facto instaló un método sistemático de exterminio de la oposición. En el conocido “Proceso” (considerado judicialmente como genocidio), desaparecieron decenas de miles de personas.

El terrorismo de Estado forzó la detención de personas en la clandestinidad, víctimas de torturas, muerte y desaparición de los cuerpos en los centros clandestinos de detención.

En este contexto, los niños hijos de desaparecidos y bebés nacidos en cautiverio, fueron tratados como botín de guerra por las fuerzas represivas.

Planificación de la detención de embarazadas

El plan sistemático, plasmado incluso por escrito, detallaba la localización de embarazadas y los partos clandestinos. Asimismo, un sistema de falsificación de la identidad, simulación de adopciones y encubrimiento del asesinato de los padres biológicos.

De esta forma se llevó adelante la apropiación ilegal del recién nacido, y de niños pequeños. Más de 500 pequeños fueron apropiados y privados de su identidad, bajo la complicidad de los apropiadores.

Según las declaraciones de Ramón Camps, Jefe de Policía de la provincia de Buenos Aires y de la Policía Federal, la “reorganización” implicaba “salvar a la sociedad”. Ello se lograba apartando a los hijos de subversivos de sus verdaderas familias. La idea era otorgar niños y niñas a “buenas familias”, es decir, las militares y de clase alta.

Importancia de las Abuelas y madres de Plaza de Mayo

En tiempos difíciles para la sociedad argentina donde se cometieron crímenes de lesa humanidad, las madres y abuelas salieron a Plaza de Mayo. Sin temor a represalias, y coartada la libertad de expresión, el grupo de mujeres salió a reclamar por sus hijos, hijas, nietas y nietos desaparecidos.

Golpear puertas de altas autoridades y demandar por las vías legales eran acciones ignoradas. Por eso la importancia y el coraje de estas madres unidas a través de un pañuelo blanco con el nombre del familiar detenido/desaparecido.

Gracias a la investigación de la organización de carácter no gubernamental, a lo largo de más de cuarenta años casi 130 nietos lograron recuperar su identidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.