Ir al contenido

Importancia del abecedario

El conocimiento del abecedario, formado por vocales y consonantes, es importante para aprender a leer y escribir.

Sin abecedario sería imposible elaborar un discurso, ni comunicarnos de manera efectiva expresando nuestras ideas.

La relación entre la fonética y la grafía de cada letra nos permite conocer el lenguaje y ampliar el vocabulario.

El abecedario es el primer paso para aprender a leer y escribir.

Aprender el abecedario es importante para los niños, porque el aprendizaje estimula el desarrollo cerebral infantil.

La articulación de los sonidos de las letras estimula varias zonas de la corteza cerebral a través de la conexión neuronal involucrada en el desarrollo del lenguaje.

El pensamiento lógico y la representación mental o pensamiento abstracto también es consolidado con el aprendizaje del abecedario. Por esa causa, una de las primeras lecciones que los niños y niñas aprenden en la escuela es el abecedario.

La familia puede estimular el aprendizaje de las letras del abecedario, o por lo menos las nociones básicas, desde los dos y tres años de edad, etapa en la que los niños comienzan a hablar con fluidez y están preparados para conocer las vocales y algunas otras letras.

Algunas estrategias para enseñar al niño el abecedario

  • Regalarle letras plásticas o magnéticas
  • Obsequiarle un rompecabezas con las letras del abecedario
  • Enseñarle alguna canción pegadiza sobre el tema del abecedario
  • Leerle a diario
  • Colocar en su habitación una imagen del abecedario
  • Utilizar rimas para recordarlo
  • Conseguir abecedarios para colorear
  • Imprimir abecedarios con figuras de animales

Con las letras magnéticas, que son fáciles de manipular para los niños, se puede jugar a formar palabras sencillas de pocas letras, y luego frases cortas.

Las canciones ayudarán a memorizar las letras al fijar las melodías pegadizas en su mente, haciendo más sencillo el aprendizaje. Además se puede cantar al bañarse, antes de irse a dormir, al ir al colegio o preparando la cena.

En relación a los rompecabezas, es una actividad recomendada para estimular la motricidad fina, desarrollar la planificación estratégica y el pensamiento lógico. Algunos rompecabezas de abecedarios tienen figuras de animales en cada letra, que es con la que comienza su nombre.

La lectura también es una actividad importante para que los niños conozcan el mundo que los rodea. Pero además, leer con los niños los ayuda a familiarizarse con las palabras y las letras, y a asignarle un nombre a cada imagen y un significado a cada palabra.

Un abecedario gigante en su habitación, con letras grandes y de colores vivaces llamará la atención del niño y le ayudará a diferenciar las letras. Se pueden confeccionar con cartulina de modo que resulte un recurso lúdico.

Aprender jugando es la mejor manera de divertirse estimulando todos los sentidos, y en especial el desarrollo cerebral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.