Ir al contenido

Importancia de la diversión

La capacidad de diversión tiene más importancia de la que pensamos: nos permite, entre otras cosas, relacionarnos con nuestro entorno y crear vínculos afectivos.

Compartir momentos de alegría, de diversión, de gratificación expresando las emociones de modo saludable ayuda a fortalecer, sin buscarlo, los lazos interpersonales.

Como lo hacen los niños, que tienen total libertad para jugar, reír y divertirse de forma espontánea, garantizando involuntariamente un adecuado desarrollo emocional y físico.

Divertirse es una capacidad que es necesario desarrollar en favor de nuestro bienestar emocional.

La diversión nos relaja y fortalece mental y socialmente, ya que siempre que nos divertimos hay un otro con quien compartirlo.

No siempre se trata de asistir a fiestas y participar de actividades divertidas. La capacidad de la que hablamos tiene que ver con una actitud ante la vida.

La diversión y la risa tienen un componente social destacado, ya que cuando estamos en compañía de otros reímos treinta veces más que cuando estamos en soledad.

Divertirnos con todo lo que hacemos no implica burlarse ni restar importancia a nuestros quehaceres, sino que incorpora una cuota de humor a nuestra vida quitándole una dosis de gravedad.

En el trabajo, el desempeño laboral mejora en las personas que tienen una actitud positiva y divertida. Se involucran en mayor medida en lo que hacen y contribuyen a la construcción de un clima laboral óptimo.

La risa es importante para aflojar tensiones y romper el hielo en las relaciones. Nadie puede desconocer aún la importancia de la sonrisa en todo ámbito.

Quienes están sometidos a altos niveles de estrés, presentan menor riesgo de padecer ansiedad y depresión si han desarrollado el sentido del humor.

En las personas que padecen depresión y riesgos de suicidio, la posibilidad de recuperación aumenta considerablemente cuando hay sentido del humor. La risa tiene efectos físicos en el cuerpo, liberándonos, relajándonos y conectándonos con la realidad exterior.

Un buen ambiente, un entorno agradable, personas que sonríen y que se ríen son tan beneficiosas que actúan como “opiáceos naturales”.

La diversión y, en especial la risa, propician la liberación de dopamina y endorfina que son generadoras de sensaciones de bienestar y de placer, al igual que la liberación de cortisol, llamado la hormona del estrés.

Todo nuestro cerebro está implicado cuando nos divertimos, porque mientras el hemisferio izquierdo trabaja en el contenido de los chistes o del motivo de diversión, el derecho se ocupa de la creatividad y las incongruencias graciosas.

La risa es contagiosa, especialmente porque nos divertimos generalmente con personas conocidas. Su función social es relevante para fortalecer nuestras relaciones y aportar placer a la interacción personal.

La vida merece ser vivida con gozo, y es nuestra responsabilidad contribuir al propio bienestar emocional, físico y social.

2 pensamientos en “Importancia de la diversión”

  1. Me parece un artículo esencial y que a menuda ignoramos por las constantes ocupaciones. Es más útil de lo que recordamos y sabemos.ucjas gracias por tan enriquecedor artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.