Ir al contenido

Importancia de usar tapabocas

En el contexto de la pandemia de Covid-19 es recomendable el uso de algún tipo de protección facial.

Los tapabocas y sus equivalentes nos proporcionan una barrera física que disminuye la posibilidad de infección a través del aire.

La importancia del uso de tapabocas radica fundamentalmente en la protección de las personas sanas.

El tapabocas ayuda a prevenir la infección que se transmite a través del aire a las personas sanas.

El uso de tapabocas ayuda a disminuir el riesgo de contagio por parte de quienes son portadores del virus que causa la enfermedad llamada coronavirus.

En la distribución del Covid-19, es un factor clave el contacto presencial que mantienen las personas cuando asisten a reuniones, al supermercado, a restaurantes, o cuando ascienden a un colectivos.

Los lugares cerrados o con poca ventilación son más propicios para el contagio que los espacios al aire libre, ya que al hablar y respirar se producen gotas ínfimas donde penetra el coronavirus.

Cuando exhalamos al respirar emanamos gotas de mínimo tamaño que miden entre diezmilésima de milímetro a un milímetro.

Diversos factores inciden en cuánta distancia en el aire recorrerán esas gotas, factores como el tamaño de las gotas, la fuerza de gravedad, la inercia y la evaporación.

Empujadas por la gravedad, las gotas más grandes caerán en las superficies antes de llegar a evaporarse.

Las gotas de tamaño medio entre los dos extremos pueden evaporarse antes de que la fuerza de gravedad las deposite en las superficies, pero permanecerán flotando en el aire y serán transportadas por las corrientes de aire a distancias mayores.

La distancia que pueden recorrer las gotas es la misma que podemos percibir cuando olemos el humo del cigarrillo, a veces percibimos el olor a humo a más diez metros cuando hay corrientes de aire.

Las personas asintomáticas que son portadoras del virus contaminan las superficies y producen transmisión del coronavirus por contacto.

Las gotas causantes de las infecciones más severas son las gotas más pequeñitas, que se evaporan más rápido pero que también duran más tiempo en el ambiente cuando hay humedad.

Estas microgotas en forma de aerosol son transportadas con más facilidad y profundidad al interior de los pulmones, ganando muchas veces la pulseada al sistema inmune.

Por otra parte, el Covid-19 se multiplica tres veces más rápido que los demás virus, complicando aún más el panorama.

Por eso, un gran número de ellos puede llegar a la faringe y ser expulsados del organismo antes de que el sistema inmune pueda reconocerlo y empezar a mostrar sintomatología (fiebre, tos, dolor de garganta, entre otros).

Cuando alguien es identificado con Covid-19, sin saberlo pasó varios días contaminando a otras personas y al medio ambiente.

La protección facial, ya se trate de tapabocas, barbijos quirúrgicos, mascarillas o cualquier otro elemento confeccionado en forma casera, es indispensable para disminuir la posibilidad de contagio.

Considerando que una persona asintomática transmite el virus por medio de mil a un millón de gotas por minuto hablando en tono normal, si grita, habla fuerte, tose o estornuda, cuánto más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.