Ir al contenido

Importancia del tomate

El tomate es una hortaliza que se cultiva en todo el mundo, siendo China y Estados Unidos los principales productores. También Turquía y Egipto son países productores relevantes.

El tomate es uno de los alimentos principales de la horticultura, ya que aporta multitud de vitaminas necesarias para el organismo. Vale decir que es un producto que debemos incluir en nuestra dieta diaria.

Pero además, tiene gran importancia en la economía mundial puesto que se producen más de noventa millones de toneladas por año en todo el mundo.

producción de tomate

El fruto más consumido en todo el mundo.

El tomate y la nutrición

Es un alimento sano y nutritivo, con muchos beneficios para tener una dieta sana y una vida saludable:

  • Contiene altos niveles de potasio y cinc
  • Es rico en fibra
  • Tiene poder antioxidante
  • Es bajo en calorías
  • Aporta minerales y vitaminas
  • Ayuda a reducir el riesgo de contraer cáncer

¿Cómo se consume el tomate?

Esta hortaliza puede consumirse de muchas maneras, tanto en crudo como procesado para la industria de la alimentación.

Existe gran variedad de especies que se cultivan durante todo el año, cuyos frutos tienen diversos tamaños, colores y formas.

Puede consumirse de diferentes maneras:

  • crudo
  • cocido
  • estofado
  • frito
  • encurtido
  • salsa
  • pasta
  • jugo
  • polvo
  • dulce

La planta de tomate

La planta puede vivir varios años, y tiene su origen es América del Sur. Se trata de una planta de la familia de las “solanáceas”, cuya raíz puede alcanzar los sesenta centímetros de profundidad. Presenta un tallo flexible, poco rígido pero ramificado, que necesita de un tutor para mantenerse erguido.

Sus flores se agrupan en racimos, en forma escalonada y número variable. Son de un color blanquecino amarillento, y florecen en distintas fechas. De ellas nace una baya roja, que también puede ser de color amarillo o rosado.

La disposición de las hojas es alterna en los tallos, y presentan pelos en su superficie al igual que el tallo. Estos pelos segregan una sustancia de olor agrio.

El fruto

Se trata de uno de los productos hortícolas que más diversidad de usos presenta. En la actualidad, se industrializa un 30% de la producción anual mundial.

Si bien es un fruto originario de Sudamérica, se extendió su cultivo por todo el mundo. Aunque las mayores cosechas se producen en climas cálidos y buena iluminación. El tomate prefiere veranos largos, con temperaturas de diurnas de 24°C, y suelos ligeramente ácidos.

El fruto es una baya carnosa, gruesa, con dos segmentos, que puede pesar hasta seiscientos gramos. El diámetro de los frutos suele variar entre los 3 y 15 cm, aunque existe una variedad pequeña llamada cereza o cherry, según el país.

Gracias al uso de los invernaderos, la disponibilidad y versatilidad del tomate, así como su valor nutritivo, es un producto que desempeña un rol fundamental en la dieta diaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.