Ir al contenido

Importancia del respeto

Como decía el conocido filósofo y científico alemán Immanuel Kant, a todas las personas se les debe respeto por el mero hecho de ser personas.

Es preciso enseñar a los niños desde la edad temprana sobre el respeto y consideración que debemos tener por los demás. Es un aprendizaje que comienza en la familia, ya que si no se respeta al niño desde la cuna su crecimiento y desarrollo emocional será dificultoso.

El respeto es consideración hacia el otro simplemente porque es persona.

La importancia del respeto hacia la dignidad humana está dada por el derecho a la libertad y al reconocimiento de ella.

Aceptar a cada quien tal como es sin desdén, hostilidad ni agresión es una premisa que se practica en la relación con el otro, propiciando la armonía en las relaciones humanas.

A la hora de vincularnos a través de las relaciones sociales que establecemos en forma cotidiana, el respeto es una actitud de valoración que le reconocemos a las otras personas de nuestro entorno.

Está basado en la reciprocidad en las relaciones interpersonales, con una intencionalidad dirigida a comprender al otro y reconocerlo como entidad única y diferenciada de nosotros mismos.

Pero siempre el respeto comienza en el individuo, en el reconocimiento de nuestra originalidad en el sentido de que nuestro ser también es una entidad única.

Por eso la importancia del respeto está ligada a la identidad, porque todos somos una versión irrepetible de nosotros mismos. Y los demás también merecen respeto por su propia identidad y dignidad como personas también únicas e irrepetibles.

El respeto por uno mismo es indispensable para vivir en forma saludable, aceptando nuestras debilidades y fortalezas entendiendo que son parte de nuestro ser.

Aceptarse, amarse, reconocerse, valorarse es la forma de estar en sintonía con el entorno y crear un clima favorable para las relaciones sociales. Si me amo puedo amar a los demás, si me respeto puedo respetarte.

Cultivar valores sociales como el respeto es la base de una buena convivencia en comunidad. La tolerancia a las diferencias permitirá construir una sociedad mejor, que pueda desterrar las agresiones, la discriminación, la violencia, los abusos.

Ser respetuoso implica no juzgar el pensamiento ajeno, sino tenerlo en cuenta en relación a su individualidad. Respetar al otro es aceptar primero que es otro, y por lo tanto, diferente a mí mismo.

Si lo respeto debo aceptar que actúe libremente, no como yo espero o como yo actuaría si estuviera en su lugar. Debo aceptar que el otro a quien respeto opine con libertad, sin pretender que su conducta sea según mi expectativa.

Es importante tener en cuenta que el respeto en un vínculo es como un puente de doble vía, si quiero recibirlo tengo que darlo. 

Para poder respetar a todos es necesario darnos cuenta de que cada uno tiene derecho a elegir quién y cómo quiere ser. Tener gustos y preferencias diferentes, así como opiniones y puntos de vista contrapuestos a los nuestros son motivos de enriquecimiento en este proceso de aprendizaje que es la vida.

1 pensamiento en “Importancia del respeto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.