Ir al contenido

Importancia del ocio

Cada vez disponemos de menor cantidad de tiempo para disfrutar del ocio y de las actividades que nos relajan.

Quizás ni siquiera nos detuvimos a pensar acerca de la importancia del ocio y la relajación.

Todo lo que hacemos fuera de nuestra actividad laboral es ocio, por eso las actividades recreativas refrescan nuestra mente al distraernos de las obligaciones.

El ocio refresca nuestra mente y nos aleja del estrés diario.

Como su nombre lo indica según su etimología latina, ocio deriva de otium que significa “reposo, inacción”, es lo contrario de trabajo.

Para los romanos del viejo imperio, otium era aquello que se hacía en el tiempo libre, sin obtener recompensa alguna. Por eso el término ocio era lo contrario del término “negocio” (formado por nec y otium) que significa “negación del ocio”, que es aquello que se hacía por dinero.

La reflexión filosófica también es parte del ocio, ya que sólo disponiendo de tiempo libre se puede dar rienda suelta a la imaginación y a la meditación.

También el arte necesita del ocio para poder ser expresado, al igual que todas las expresiones culturales como la música, la escritura, la pintura, el baile o el ejercicio físico.

Disfrutar de alguna actividad que personalmente nos relaje y nos haga sentir bien es muy valioso para nuestro bienestar.

Por eso es importante recuperar aquellas pequeñas cosas que alguna vez hicimos con pasión, aquello que nos motivó a seguir despiertos hasta altas horas y quizás, a no poder dormir. Aquello que nos llenó de vida y energía tal vez en la juventud, y hasta en la infancia. Disponer de un tiempo semanal para el ocio es una manera de lograrlo, de encontrarnos con nosotros mismos.

Realizar actividades que nada tengan que ver con el trabajo es disfrutar del ocio, y su objetivo tiene que ver con disminuir el estrés manteniendo la mente ocupada en cosas placenteras, que no sean obligaciones.

Es en el tiempo libre donde tomamos conciencia de nosotros mismos y podemos incursionar en nuestro interior analizando la vida que llevamos, las decisiones que aún no tomamos, los proyectos que anhelamos.

El tiempo libre es un espacio de autoconciencia, de autoconocimiento, propicio para el desarrollo de la creatividad.

El ocio es importante porque nos carga de energía positiva, fortaleciendo nuestra paz interior y salud mental.

Las investigaciones siguen demostrando que una cuota diaria de ocio reduce los riesgos cardiovasculares, de hipertensión, diabetes, mejorando nuestra salud física y mental.

Las actividades recreativas tienen un efecto positivo en nuestra calidad de vida, siendo útiles también para la sociabilización. Disfrutar de los seres queridos, conocer gente nueva, crear amistades, acercarnos a la naturaleza, practicar deportes o actividad física son sólo algunos ejemplos de ello.

Cualquier actividad elegida es válida para el aprendizaje de un nuevo estilo de vida que contemple el ocio en medio del agitado ritmo de nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.