Ir al contenido

Importancia de la música

Todos conocemos los muchos beneficios que nos aportan las actividades artísticas. Y es que al desarrollarlas ponemos a trabajar esa parte de nosotros relacionada con la percepción y las emociones, lo cual deriva en sensaciones muy positivas. Una vida sin música, evidentemente, carece de un recurso fundamental para alcanzar la plenitud.

En el caso de la música, sus beneficios vienen siendo estudiados desde tiempos antiquísimos y son muy diversos. A simple vista la músico ofrece ventajas en el desarrollo intelectual y emocional. Sin embargo, esto no es todo: también puede ser de gran ayuda para el desarrollo de nuestras habilidades de comunicación.

Según estudios científicos, la música nos conecta con otras nosotros mismos y con otras personas a niveles muy profundos. No sólo puede transportarnos a otra época sino que también puede ayudarnos a entendernos mejor. Así, podríamos decir que es uno de los recursos fundamentales para desarrollarnos correctamente.

La importancia de la música en el desarrollo de las emociones

Estos beneficios no sólo están ligados a nuestra percepción única sino que responden a razones fundamentadas específicas relacionadas con la teoría musical, el orden de las notas, los ritmos musicales y nuestra forma de percibir el entorno. Todo ello deriva en una serie de ganancias que nos sirven para mejorar nuestra calidad de vida.

Gracias a la música podemos desarrollarnos emocional e intelectualmente y aprender estrategias de comunicación con el resto de las personas. De este modo, la música se convierte en una excelente herramienta social. Para ello no es necesario tener aptitudes especiales para la música, sino estar en contacto con las emociones.

La música nos ayuda a expresar nuestras emociones, por lo tanto, la estimulación con melodías específicas en la época neonata puede sernos de gran ayuda para desarrollar esta capacidad comunicativa y sensorial.

La música y la estimulación prenatal

La estimulación con música antes del nacimiento es muy importante, ya que puede predisponer mejor a las futuras criaturas para enfrentar la vida que les toque. Y, si bien no es imprescindible para un nacimiento sin dificultades, se cree que los bebés que han sido musicalmente estimulados tienen menos dificultades para abandonar el vientre materno.

Entre los beneficios que otorga la música al bebé cabe mencionar el desarrollo de la comprensión de las emociones propias y ajenas. Cuando una madre escucha música experimenta una serie de emociones que se transmiten al bebé y éste, así puede relacionar emociones con sonidos. Al nacer, este bagaje le será de gran ayuda en su percepción del mundo.

La importancia de la música también se encuentra relacionada con el desarrollo de la memoria. Al escuchar acordes y melodías desde el vientre materno, el bebé es capaz de reconocer ciertas situaciones y relacionarlas con determinadas melodías. A partir del nacimiento, la música le ayudará a recordar.

La música, además favorece la integración social y el desarrollo del lenguaje. Un niño que ha sido adecuadamente estimulado desarrollará mejor sus habilidades comunicativas. De este modo,  podrá integrarse de forma positiva y eficiente en su entorno social.

Podríamos concluir que la importancia de la música reside fundamentalmente en ofrecerse como un recurso para desarrollarnos como criaturas sanas y felices. ¡Que no nos falte música ni un sólo día de nuestras vidas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.