Ir al contenido

Importancia del liderazgo

Acuñado por el ámbito empresarial, el liderazgo es un término que ha adquirido cada vez más relevancia en la sociedad actual.

En búsqueda de mayor productividad en un mercado altamente competitivo, las empresas privadas depositan en los líderes sus expectativas de crecimiento.

Carismáticos, dinámicos, sociables y empáticos, los líderes ejercen su liderazgo haciendo “que otros hagan”.

El líder formal puede o no tener la habilidad del liderazgo, es decir de ser influencia para otros.

El capital humano es un factor cuya importancia es cada vez más reconocida en toda empresa, y en especial lo es la influencia del liderazgo.

La cara visible ante los clientes, luego de haber adquirido un producto o servicio, es el empleado que brinda una respuesta telefónica, que atiende una oficina, que soluciona un problema.

Cuando algo falla en el servicio, cuando el producto no llega en tiempo y forma, cuando el cliente no está satisfecho, la competencia siempre está preparada para captar el interés con una propuesta innovadora y mejor.

Por eso, una de las funciones del liderazgo tiene la finalidad de adelantarse a los inconvenientes, capacitando al personal para prever y adelantarse a las dificultades.

Por ejemplo si le informamos a un cliente que un producto estará disponible en cinco días, y lo entregamos con uno o dos días de demora, la consecuencia será la insatisfacción del comprador por el incumplimiento.

Pero si sabemos que habitualmente la tardanza es de una semana, informarle que tendrá acceso al producto en diez días lo sorprenderá gratamente cuando reciba el aviso de que su producto está disponible unos días antes.

La capacidad para adelantarse a los problemas resuelve de antemano la insatisfacción, y genera mayores niveles de fidelidad entre los clientes.

El liderazgo también es importante para capacitar y cohesionar a los equipos de trabajo, para lo que es necesario mucho más que conocer las características y beneficios del producto o servicio.

El rol del liderazgo es esencialmente motivador, generador de entusiasmo y compromiso para que el equipo funcione como tal.

La empatía del líder lo conecta emocionalmente con el otro, que forma parte de su grupo de trabajo, para influirlo y motivarlo a la acción.

Esa habilidad para interactuar como si fueran pares, pero desde un lugar de liderazgo, genera una familiaridad amigable que conduce a la acción comprometida con los fines que se buscan.

Si una empresa no tuviese líderes, y funcionase sólo con grupos de trabajo de acuerdo a la compatibilidad de las tareas, se dispersaría la sinergia que se conforma cuando hay equipo.

El equipo es un grupo de personas que trabajan con un denominador común, que es la tarea.

Trabajan mancomunadamente y en forma solidaria, para alcanzar objetivos comunes que son planificados por la empresa, conforme a su misión y visión.

El liderazgo tiene a su cargo el enfoque de la tarea del capital humano hacia los objetivos, y es responsable ante el plantel directivo por sus resultados.

Si bien su función es generadora de valor agregado para las empresas, para el líder el desempeño tiene un alto costo personal que suele someterlo a altos niveles de estrés.

El líder es también una persona atravesada por sus cuestiones familiares y afectivas, que trabaja con personas que también atraviesan situaciones personales que suelen influir en su trabajo.

De allí que en el liderazgo convergen las presiones y exigencias de los directivos, y las problemáticas individuales de la gente de su equipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.