Ir al contenido

Importancia del Grupo Operativo

El grupo operativo es una técnica de aprendizaje creada por Enrique Pichón Rivière, médico argentino nacido en Suiza, mientras hacía su residencia en psiquiatría en el Hospital Borda.

A través del grupo operativo, el psiquiatra fundador del psicoanálisis en Argentina defendió la posibilidad de cura de la enfermedad a través de la palabra.

Definir el grupo operativo en forma sintética, es clasificarlo como un grupo centrado en la tarea. Pero se trata de un grupo con método y características muy peculiares.

espiral en el cielo que representa la dialéctica del grupo operativo

El proceso de aprendizaje de la realidad se da en forma abierta, dialéctica, de espiral superadora.

¿Qué es el Grupo Operativo?

El grupo operativo es un instrumento usado en muchas áreas o disciplinas, como la sociología y el fútbol. Sin embargo, es una técnica distintiva de la Psicología Social, disciplina respaldada por el método dialéctico.

Se trata de un conjunto de no más de 10 o 12 personas, que se reúnen con regularidad en un mismo lugar físico (encuadre). A través de la comunicación dinámica y horizontal, se produce un inter-juego de roles que atraviesa el aprendizaje colectivo, entendido en un sentido simbólico.

Con la presencia de un coordinador y un observador, se pone en juego una práctica en la que se lleva a cabo una producción social del saber. Al mismo tiempo que la producen, los integrantes del grupo reflexionan sobre dicha práctica.

El equipo coordinador explicita la relación de cada miembro con la tarea (aprendizaje), y el observador registra los componentes intangibles del proceso grupal. Uno de estos componentes implícitos, inconscientes, es el lenguaje no verbal.

Origen del Grupo Operativo

La técnica creada por Pichón Rivière surgió de forma espontánea, en ocasión de un conflicto de personal en el Borda.

Sin médicos ni enfermeros, el entonces médico residente en psiquiatría organizó a los internados. El fin era des-cosificarlos, y hacer que recobren su individualidad y dignidad personal a través de una tarea.

Para ello, el intento “auto-reparador” o “auto-terapéutico” consistió en enseñar una función compatible con cada uno, para cubrir las necesidades más críticas del hospicio.

Dependiendo de cada patología, los enfermos salieron del aislamiento e iniciaron un proceso de resocialización.

Condiciones de internación en el hospicio

En la subcultura del internado por falta de salud mental, es habitual que los pacientes psiquiátricos:

  • Deambulen por los pasillos durante días, semanas, meses o años
  • Estén en una eterna meditación y apatía
  • Se vean fumando, en un estado de ocio permanente
  • Sientan un vacío profundo y una sensación intolerable de homogeneidad en el mundo
  • Experimenten una rutina cotidiana de ausencia de tarea y auto-percepción de inutilidad

La práctica innovadora dio resultados extraordinarios en los pacientes, que en su mayoría salieron de su lugar inamovible de pasividad. Así nació un método de trabajo grupal que Pichón Rivière llamó grupo operativo.

¿Por qué el nombre?

En la Teoría de los Grupos, la psicología social estudia la conducta, los roles, la cooperación, la pertenencia y la mutua representación interna. El grupo operativo no es un grupo terapéutico, que tiene como fin la individualidad.

El nombre “operativo” se relaciona con el carácter instrumental del grupo para transformar la realidad, y a la vez transformarse a sí mismo.

El criterio de salud y enfermedad para la psicología pichoniana, tiene una connotación doble. Está determinado por la posibilidad de adaptación activa del sujeto a la realidad en la que vive. Sin posibilidad de aprendizaje, de cambio en relación a las condiciones en las que se vive, aparece la enfermedad mental (adaptación pasiva).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.