Ir al contenido

Importancia del alma

La importancia del alma puede verse desde una perspectiva psicológica, filosófica y religiosa. En cualquier caso es necesario diferenciarla del espíritu, cuya frontera es difusa.

La importancia del alma y los aspectos socioemocionales del ser humano, es motivadora de toda acción psicológica. Puesto que el alma es la manifestación del ser en su esencia real, que se expresa a través del cuerpo.

Por eso la psicología se encarga del estudio del alma humana, y de los factores que propician la enfermedad mental. Considerando que la persona es un ser biopsicosocial, que se desarrolla en un entorno exterior.

el alma tiene una llave en Dios para la sanación

La fe en Cristo es la llave para sanar el alma, para los que creen.

¿Qué es el alma?

Su concepto es tan abstracto, que es difícil establecer una definición conceptual. Según la RAE, es un principio organizativo que da forma a la vida biológica del ser humano. Aún con el diccionario, comprender con exactitud qué es el alma es un tema muy complejo.

Dependiendo de la perspectiva con la que se mire, cada persona tiene un concepto distinto. Ello depende de la educación familiar, de la experiencia de vida o su religión.

En la Antigua Grecia, los propios filósofos tuvieron concepciones diferentes. Algunos la concibieron como la esencia del ser, la sustancia inmortal, el principio de vida, la fuerza vital, entre otros conceptos.

Concepto etimológico

Desde el punto de vista etimológico, la psicología es el estudio del alma (psiquis), palabra derivada del latín ánima. Su significado es “aire, aliento, soplo de vida, respiro”. En ese sentido, la respiración está vinculada a la vida y es un signo de ella.

Según el libro bíblico de Génesis, Dios creó al hombre con barro y sopló aliento de vida sobre él. Ese soplo divino es la base de la existencia de una dimensión inmaterial, que abandona el cuerpo con la muerte, en una última expiración, un último suspiro. Gén 2:7 “Procedió Dios a formar al hombre del polvo del suelo y a soplar sobre él aliento de vida, y el hombre vino a ser alma viviente”.

En la dualidad cuerpo-alma, el vocablo ánima se vincula a lo pasional, a lo instintivo, a los sentimientos, emociones y capacidades sensoriales. Y ánimus designa la resistencia, el coraje, el carácter, el valor y las actividades intelectuales. Pero el ser humano es mucho más complejo que esa dualidad: tiene también un espíritu.

Importancia del alma. Diferencias con el espíritu.

El alma da vida al cuerpo, que es el vehículo de manifestación de nuestro estado espiritual. De allí que la mente es el punto de contacto entre el cuerpo y el alma. Podríamos decir que el alma es la propia vida humana, que comprende:

  • pensamientos
  • voluntad
  • inteligencia
  • vida interior
  • deseos
  • emociones
  • sentimientos

Por otra parte, el espíritu es el impulso vital, la chispa que nos da vida, la dimensión que nos permite concebir la conexión con un ser superior. El espíritu es abstracto, anima a nuestro ser y es mediador entre cuerpo y alma. Para el cristianismo, el espíritu humano transformado por la fe en Jesucristo es el que trasciende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.