Ir al contenido

Importancia de la geografía

Nadie pone en duda hoy la importancia de la geografía, más allá de su valor científico.

En los medios de comunicación social, la geografía está presente todos los días. Incluso la prensa gráfica suele acompañar las noticias con un pequeño mapa.

Es que no se puede confundir Tahití con Haití, ni Suecia con Suiza sólo por su semejanza fonética.

La geografía nos permite conocer nuestro entorno y tener una perspectiva global de la humanidad.

Desde que el mundo se globalizó, nuestra vida cotidiana da cuenta de numerosos ejemplos de palabras referidas a una ubicación geográfica.

Son muy usuales los gentilicios, que hacen referencia al origen geográfico: europeo, asiático, africano, americano, español, bonaerense, cordobés.

Como también son muchos los apellidos de personas que tienen nombres geográficos, como es el caso de Zaragoza, Barcelona, Madrid, Valencia, Córdoba.

Y en las conversaciones cotidianas muchas razas de animales salvajes y hasta domésticos tienen calificativos de origen geográfico: “tigre de Siberia” o “tigre de Bengala”, “elefante africano” o “elefante indiano”, perro “gran danés” u “ovejero alemán”, o “gato siamés”, entre tantos otros.

En los alimentos también son muchas las referencias geográficas, como ocurre con los “quesos de Camambert”, el “coñac”, el “jerez”, el “tequila”, como así también en arquitectura podemos citar ejemplos como “arabescos”, “corintio”, “toscano”.

Si nos sentamos en un restaurante, es muy común que podamos elegir en cualquier parte del mundo “pan de Viena”, “pan francés”, “pulpo a la gallega” o “ensalada rusa”.

La geografía ha alcanzado gran importancia, ligada a diversos factores que son determinantes en la vida de las naciones.

El estudio de la geografía como ciencia, se orienta a un mejor aprovechamiento de los recursos naturales, al desarrollo de la identidad social y un sentimiento nacional de los pueblos.

Sin la geografía en los tiempos actuales, no podríamos entender los procesos de cambio y las problemáticas con las que cada región se enfrenta.

A lo largo de la historia, la geografía jugó un papel fundamental en el desarrollo de las sociedades.

La expansión territorial de antiguas potencias como China, Grecia, Egipto y Roma, entre otras, estuvo ligada al conocimiento geográfico, como así también su consolidación política, económica y social.

Las grandes transformaciones del continente europeo, por ejemplo, estuvieron asociadas a los avances geográficos.

Durante el Renacimiento, los viajes de descubrimiento realizados por portugueses y españoles también fueron generados por el conocimiento geográfico.

Como la expansión imperialista de fines del siglo XIX en la que las grandes potencias de ese momento (Inglaterra, Francia y Alemania) se repartieron el mundo, especialmente África y Asia bajo el paradigma del determinismo geográfico.

La ciencia geográfica fue renovada en los últimos treinta años cambiando los paradigmas, de manera tal que los geógrafos tuvieron que situarse frente a los problemas sociales y medioambientales de la actualidad.

En todo tiempo la geografía hace su aporte para el análisis, interpretación y soluciones de los problemas espaciales que se presentan en la superficie terrestre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.