Generación millennial

La generación millennial, conocida también como generación Y, se compone de las personas que nacieron en el lapso comprendido entre los años 1980 y 2000.

Dentro de esta franja se distingue el grupo de los seniors (personas nacidas en la década del 80), y el grupo de los juniors (que nacieron en la década del 90).

Ambos grupos comparten una formación común y cotidiana con el universo digital, que determina las tendencias características del conjunto de la generación.

Los jóvenes millenials pertenecen a la generación digital

Para describir a una generación, debemos estudiar los tres factores que determinan a cada tipo de mercado:

  • demográficos
  • económicos
  • psicológicos

Estos factores son muy influyentes en el comportamiento de compra de las diferentes generaciones, surgiendo distintas tendencias de consumo, y cambiando la manera de recurrir a productos y servicios.

La generación millennial ha crecido con la crisis económica, viviendo experiencias formativas diferenciales respecto de sus predecesores.

Este hecho ha modificado sus hábitos de consumo en relación a las anteriores generaciones, y su forma de gestionar y entender las finanzas.

Para los millennials, la importancia del ahorro es fundamental para lograr los objetivos que se propongan.

Priorizar el ahorro y consumir austeramente, sin ignorar el ocio y la diversión, es la manera responsable que encuentra el millennial para buscar soluciones. El mercado laboral no le es favorable a esta generación de jóvenes con preparación académica, creatividad y apego a la tecnología.

Son una generación digital, hiperconectada, con altos valores sociales y éticos. Algunos son más convencionales y otros no tanto, como también muchos suelen ser amantes de lo retro y de lo vintage, y recurrir a la compra venta de usados y/o permutas.

Constituyen cerca del 25% de la población argentina, lo que justifica las fuertes acciones de marketing de las empresas y los esfuerzos por conocer sus preferencias.

Se destacan por compartir gastos, consumir a precios ajustados, intercambiar productos, por lo que algunas plataformas surgieron en base a estas premisas, eliminando intermediarios para bajar costes.

Son jóvenes que revisan las opciones de economía colaborativa, reflexionan antes de comprar (eligiendo calidad para lograr mayor duración) y suelen seguir la norma: “si compro uno, me deshago de uno”, para no acumular.

Si no hay presupuesto para una salida o una determinada actividad, prefieren reconocerlo para no quedarse sin ahorros ante eventuales emergencias. 

El público formado por los millennials se resiste a las empresas, y presenta desafíos al sector bancario para que los atraiga, sin dejarse presionar socialmente.

Son generadores de contenido influyente entre su público, siguiendo más las recomendaciones de un influencer que las imposiciones del mercado.

Son usuarios de móviles, redes sociales, videos online, contenido en “streaming” (cómo, cuándo y dónde se quiera ver), de la banca online y las aplicaciones bancarias. Algunos son “tecnoadictos”.

Un importante sector millennial tiene preparación en grados superiores, busca empleos estables y se convierte en emprendedores innovadores, muchos de ellos con ideas premiadas.

Valoran el trabajo flexible, preferentemente desde la casa, y les gusta ser reconocidos por sus funciones, no por los años.

Son fácilmente reconocibles por sus características: usan la tecnología para especializarse y conseguir trabajos que los satisfagan, con espíritu emprendedor.

Difunden y promueven sus ideas políticas y sociales, que generalmente buscan la igualdad de oportunidades y la tolerancia social. Muchos millennials forman parte de movimientos de lucha por la inclusión social, y realizan donaciones a organizaciones sin fines de lucro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *