Ir al contenido

Importancia del equilibrio de la empresa

Toda empresa necesita determinar su punto de equilibrio, ya que es un punto central en su sostenimiento.

La importancia del equilibrio de la empresa es estratégica para establecer la solvencia de un negocio.

El punto de equilibrio es un concepto financiero fundamental para todo tipo de emprendimiento, independientemente de su tamaño o envergadura.

El nivel de ingresos de todo negocio debe cubrir los costos, estableciendo un punto equilibrado.

El establecimiento de un punto de equilibrio es una herramienta clave. Permite determinar el nivel de ventas e ingresos necesarios para cubrir los gastos.

Es decir que para conocer la rentabilidad de un negocio y su solvencia, hay cuestiones que determinar. En primer lugar, es necesario precisar cuáles son los costos fijos y los variables.

El coste fijo es independiente de la marcha del negocio. En forma inevitable incurrir en ellos obligatoriamente como ocurre con:

  • el alquiler
  • los gastos de servicios públicos (agua, energía eléctrica)
  • impuestos
  • empleados
  • limpieza

El coste variable refiere a las materias primas y mercadería, es el que implica el funcionamiento del negocio. Su variación depende del volumen de las ventas.

Los costes fijos y los costes variables constituyen los costos totales, que siempre deben ser inferiores a las ventas.

Una vez iniciado un negocio, la primer meta es cubrir los costes fijos primero (sueldos, alquileres), y luego los costes variables.

Cuando los costos totales son mayores a los ingresos estaremos en presencia de un área deficitaria.

Estamos ante el punto de equilibrio cuando los ingresos alcanzan a cubrir los costos totales (tanto los fijos como los variables).

El punto de equilibrio también es denominado punto de quiebre, ya que al cruzarlo dejamos atrás el área deficitaria para ingresar al área de beneficios, es decir de rentabilidad.

Otro aspecto importante en toda actividad económica es el factor tiempo, que determina la realidad de cada negocio dependiendo del momento en que llega al punto de equilibrio.

Conocer en qué momento el negocio llega al punto de equilibrio nos permite conocer su solvencia.

No es lo mismo alcanzar el equilibrio a mediados de mes que los últimos días del mes, ya que las utilidades serán diferentes.

Si el negocio cubre los costes fijos la primer semana del mes y los variables la segunda semana, podrá contar con las utilidades de las próximas dos semanas restantes para realizar nuevas inversiones y generar crecimiento del negocio.

Pero si termina el mes y no pudieron costearse los gastos totales, se deberá recurrir al crédito para lograr financiarse y evitar las dificultades de liquidez.

La determinación del punto de equilibrio es muy importante para comprobar la viabilidad del negocio.

Analizar con precisión este factor, permitirá determinar qué volumen y ritmo de ventas se necesitan para cubrir los gastos totales y garantizar la supervivencia, pudiendo planificar el futuro del negocio a corto y mediano plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.