Ir al contenido

Importancia de la empatía

El uso del término empatía se extendió por las distintas ramas de la psicología a partir del siglo XX. En el ámbito científico se trata de un campo conceptual en construcción.

Coloquialmente, se describe la empatía con expresiones como “ponerse en el lugar de los demás” o “ponerse en los zapatos del otro”.

La metáfora sugiere la idea de comprender o tratar de sentir lo que el otro siente y piensa en determinada situación.

importancia de la empatía entre dos abuelos

Los buenos vínculos

Una aproximación a la importancia de la empatía

En una primera aproximación, podríamos decir que la empatía es una capacidad que permite comprender las emociones y sentimientos de los demás. Se basa en el reconocimiento de la alteridad, es decir, del otro como similar y diferente.

Esta habilidad es importante e indispensable en los seres humanos, ya que toda nuestra vida transcurre en sociedad y en contextos sociales complejos.

Esa naturaleza social inherente al ser humano, hace que el reconocimiento y comprensión del estado mental del otro o de los otros, sea indispensable para responder de modo adecuado.

La empatía forma parte de la inteligencia emocional, y contiene componentes cognitivos y afectivos. Comprender la perspectiva ajena nos pone en ventaja para entender también sus intenciones y adelantarnos a su reacción.

Significado del término

El término deviene de empathy, traducción en inglés que a su vez fue traducido del alemán. El significado es “sentirse dentro de alguien”, y comenzó a usarse en el área de la estética alemana a fines del siglo XIX. La traducción al inglés tuvo el fin de ser utilizado en Estados Unidos en la psicología experimental del siglo XX.

A partir de la concepción original ligada a la experiencia estética, “la empatía es un instinto innato o una tendencia natural a sentirse dentro de lo que se percibe o imagina, lo que permite reconocer la existencia de otro.

El filósofo y psicólogo alemán Theodor Lipps describió el concepto dentro de la psicología por primera vez afirmando que:

“La percepción de una emoción en otro a través de su gestualidad, activa de forma directa la misma emoción en quien la percibe, sin intervención de funciones cognitivas.”

Sin embargo, otros teóricos no sostuvieron la idea de la percepción directa, sino que hicieron hincapié en otros aspectos cognitivos como la imaginación y la proyección. De este modo convirtieron la empatía en una toma de perspectiva, limitada a quienes pueden hacerlo.

La investigación en neurociencia encontró sustento en las neuronas espejo, que facilitan la percepción automática.

Tipos de empatía

Algunos teóricos consideran que esta capacidad puede o no tenerse, e incluso puede aprenderse y desarrollarse. Además diferencian tres tipos:

  • cognitiva (implica comprender la forma de pensar de otras personas)
  • emocional (permite sintonizar o conectar con los sentimientos ajenos, por ejemplo ante el fallecimiento de un ser querido)
  • preocupación empática (el interés empático permite saber lo que el otro necesita de nosotros)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.