Importancia de dormir

Sabemos que dormir bien tiene un alto impacto en nuestras vidas. Sin embargo, el insomnio es un trastorno que muchas veces pasamos por alto.

La importancia de dormir bien está asociada a la reparación del desgaste diario. Por eso las horas de sueño reparador nos cargan de energía para enfrentar la jornada. Del mismo modo es importante el desayuno para empezar el día.

Si sufrimos alteraciones del sueño, sus efectos secundarios estarán incomodando nuestros días.

anciana en situación de calle, cansancio por dormir mal

Los efectos del mal dormir se ven en la piel y el envejecimiento.

El mal dormir

Cuando despertamos antes de la hora estipulada, o nos levantamos a medianoche para ir al baño, algo está alterando nuestro descanso. Eso indica que afrontar el día ya no será lo mismo, y el cansancio será la primera consecuencia.

Es aconsejable acostarse siempre a la misma hora, y dormir de noche. Si es posible tomar una pequeña siesta, en los adultos, no debe exceder la media hora.

Para conciliar el sueño, no son buenos aliados los videojuegos, el ordenador o el celular, ni la televisión.

El insomnio

Además de alterar nuestra calidad de vida, el insomnio afecta a la salud. Puede ser desencadenante de muchos trastornos asociados.

Es así como el mal dormir le pasa factura al cuerpo, afectando el rendimiento diario.

Son muchos los factores que influyen en la calidad del sueño nocturno:

  • ansiedad
  • estrés
  • cenas abundantes
  • ruidos
  • un mal colchón
  • una almohada incómoda
  • desorden hormonal
  • hábitos inadecuados, como hacer ejercicio físico antes de dormir

Enfermedades asociadas al dormir

  • Narcolepsia (son accesos de sueño en cualquier momento del día, que dificultad el dormir de noche)
  • Apneas (es una detención de la señal respiratoria al dormir, se presenta con ronquidos y asfixia)
  • Pesadillas (trastorno frecuente en niños de 4 a 12 años que genera mucha tensión al dormir)
  • Sonambulismo (se despierta de noche la actividad motora, y permite andar y hacer tareas sin saberlo)
  • Hablar por la noche (hablar dormidos interrumpe el sueño reparador, y exige al aparato respiratorio)
  • Bruxismo (a causa del estrés, la tensión en la mandíbula es nociva porque desgasta las piezas dentales)

¿Cómo lograr un sueño reparador?

Sólo la tercera parte de la población mundial puede disfrutar de un sueño reparador. Por eso el sueño es un fenómeno estudiado e investigado científicamente.

En su mayoría, los trastornos del sueño pueden prevenirse y tratarse. Pero generalmente se acude poco a la consulta médica. Es decir que ignoramos el insomnio, y asumimos sus consecuencias desde horas tempranas.

Un sueño reparador tiene tres características esenciales:

  • duración
  • continuidad
  • profundidad

Es aconsejable antes de ir a dormir:

  • una cena ligera
  • respetar la rutina en los horarios de acostarse y levantarse
  • no tener fríos los pies (recordemos la “bolsa de agua caliente” de las sabias abuelas”)
  • evitar ruidos y luz
  • no hacer ejercicios, ni jugar videojuegos ni ver el ordenador o la televisión
  • evitar el alcohol, el café, el fumar y consumo de sustancias

Consecuencias del mal dormir

Las horas de sueño deben ser serenas, para lograr un sueño reparador. Sin pesadillas, interrupciones ni desvelos.

Las consecuencias del dormir mal pueden ser variadas:

  • somnolencia diaria
  • cansancio desde el despertar
  • poca concentración
  • desgano
  • falta de reflejos
  • respuestas lentas
  • dispersión mental
  • mal humor
  • dolor de cabeza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.