Importancia de la dieta mediterránea

Una dieta mediterránea es mucho más que un plan alimentario, ya que se complementa con el ejercicio físico y el clima de los países mediterráneos. La importancia del deporte forma parte del nuevo estilo de vida que implica un cambio alimentario.

La dieta mediterránea es un patrón alimentario que se basa en ingredientes locales propios de la agricultura de la región, con clima mediterráneo.

En resumen, se sintetiza la dieta mediterránea en reducir el consumo de carnes e hidratos de carbono, en beneficio de vegetales y grasas monoinsaturadas.

Mercad local con frutas y vegetales propios de la dieta mediterránea

Aprovechar para la dieta las frutas y verduras de estación y reducir las carnes y grasas es más saludable.

¿Qué alimentos integran la dieta mediterránea?

Entre los productos e ingredientes recomendados, están:

  • verduras
  • frutas
  • legumbres
  • pescado
  • carnes blancas
  • pasta
  • arroz
  • frutos secos
  • además del vino con moderación junto a las comidas

Mención especial: el aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto muy recomendado gracias al ácido oleico y sus grasas de origen vegetal, que disminuyen el riesgo de sufrir obstrucción arterial. También tiene alto contenido en carótenos y vitamina E

La dieta mediterránea promueve la elección del consumo de aceite de oliva frente a otros tipos de aceite, como la manteca. Es un patrón alimentario con escasez de huevos, dulces y carnes rojas.

¿Cómo son las recetas de la dieta mediterránea?

Es una dieta que tiene un lugar preferencial para las recetas típicas de estos lugares mediterráneos, elaborando los platos con productos de temporada. Como también tiene en cuenta:

  • las formas tradicionales de cocción
  • hábitos lugareños y costumbres culturales
  • tiene en cuenta las celebraciones, comidas compartidas con amigos y familia, y las tradiciones

Beneficios para la salud

Los beneficios para la salud van de la mano con el ejercicio físico, ya que la dieta aislada del estilo de vida no puede obrar en soledad.

Se aconsejan 30 minutos diarios los 5 días de la semana. Si esto no fuera posible, siempre será mejor sumar los días que se puedan a la vida sedentaria:

  • correr
  • caminar a paso ligero
  • natación
  • ciclismo
  • cualquier deporte

Toda actividad que ayude a la quema de calorías y grasas, ayudará a un mantenimiento físico óptimo para:

  • bajar de peso
  • controlar la presión arterial
  • la hipercolesterolemia
  • retrasar el deterioro cognitivo
  • protección contra enfermedades como Alzheimer y Diabetes
  • control del peso
  • mejorar el rendimiento de riñón y corazón

Riesgos de la dieta mediterránea

A pesar de sus ventajas que se transmitieron de generación en generación haciendo de ella un modelo de vida saludable, seguirla en forma estricta puede hacer que:

  • se reduzcan los niveles de hierro y calcio por consumir escasamente lácteos y carnes, por lo que se aconseja consultar al médico por suplementos vitamínicos
  • el vino puede suprimirse si su ingesta produce algún riesgo, en caso contrario no está contraindicado con las comidas, si se bebe con moderación
Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.