Ir al contenido

Importancia del dibujo artístico

Como todas las formas de arte, el dibujo artístico es un lenguaje que transmite y comunica los sentimientos e ideas del artista.

Es el lenguaje de las líneas y de las formas, que traspasa todo tipo de barreras culturales e idiomáticas, porque su importancia está en la expresión visual de las ideas.

A través del dibujo artístico, entendido como una gráfica bidimensional, el dibujante puede darle volumen y forma al objeto representado.

El dibujo es un lenguaje universal, que traspasa las barreras idiomáticas.

El dibujo artístico consiste en plasmar en un plano de dos dimensiones una representación del mundo real, o de sentimientos y emociones.

Se utilizan lápices y papel, dando cuenta de la simplicidad de la técnica que está encuadrada en el marco de las artes visuales.

A diferencia del diseño gráfico, en este tipo de dibujos lo que tiene primacía es la intención de expresión del dibujante, que en algunos casos llega a un alto grado de refinamiento.

Al momento de la creación del dibujo artístico, el dibujante tendrá en cuenta todos los procedimientos a seguir en el proceso creativo, como así también los instrumentos, materiales, técnicas y colores.

Para dibujar, la persona tiene que tener un dominio de las técnicas y los materiales con los que creará las formas. También deberá tener conocimiento de los principios teóricos básicos del punto y las formas, las relaciones espaciales, las características de los objetos y la organización estructural.

Los antecedentes del dibujo como práctica del ser humano, se remontan a tiempos prehistóricos.

Las pinturas rupestres halladas en las paredes de las cuevas que habitaba el hombre primitivo dan cuenta de ello.

Representaban escenas de la vida cotidiana, y daban testimonio de las características de la cultura, del trabajo y de las formas de vida.

La recolección, la caza y la pesca eran temáticas comunes en la pintura y el dibujo primitivo.

A partir de esos tiempos, la pintura evolucionó a través de las distintas épocas recibiendo diferentes denominaciones que reflejaron su estilo: el impresionismo, el cubismo, el arte abstracto, son sólo algunos ejemplos de esos movimientos que sentaron las bases para el arte actual.

La pintura brindó elementos útiles al dibujo que avanzó conforme a la evolución de la historia del arte, perfeccionando la perspectiva y las proporciones de los cuerpos humanos, las que también se reflejaron en el dibujo artístico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.