Ir al contenido

Importancia del color

La importancia del color en nuestras vidas está vinculada con la comunicación. El color no sólo está relacionado con el dibujo y la pintura, sino que está muy presente en nosotros en todas las áreas.

Los colores transmiten sensaciones, estados de ánimo, características de nuestra identidad y de nuestro estilo, como así también nos permite distinguir entre uno y otro producto comercial.

La presencia del color en nuestra vida es más influyente de lo que creemos, por eso es bueno aprender a beneficiarnos con las sensaciones que cada color nos transmite.

rostro pintado de varios todos de color, y mano pintada cubriendo el rostro

Los colores transmiten sensaciones y emociones.

Es central la presencia del color en muchos aspectos de la vida. En la decoración, cuando elegimos el tono de nuestras paredes, objetos y muebles. En nuestro modo de vestir, en el maquillaje, en los más mínimos accesorios.

Casi sin darnos cuenta, es muy significativa su importancia en muchos sentidos. Desde que nos levantamos por las mañanas y decidimos de qué forma vestirnos, estamos expresándonos a través de los colores.

Cuando nos acercamos a comprar una bebida, el logo y color que la identifica es parte de nuestra elección, además del sabor de nuestra preferencia.

Nos permite darnos a conocer, expresarnos con nuestro look y estilo personal poniendo de manifiesto nuestra personalidad.

En la sociedad occidental actual donde lo visual reviste gran importancia, los colores tienen una preponderancia magnífica.

Es muy popular la creencia de que los colores se relacionan con la psicología, y que cada color representa algo determinado que tiene utilidad con una función específica.

Por ejemplo los colores oscuros suelen ser relacionados con estados de ánimo negativos o depresivos. Y también con estaciones invernales, frías u otoñales. Los colores fuertes, vivaces y brillantes suelen vincularse con la primavera y el verano. Con los días luminosos y los estados de ánimo más alegres.

En la sociedad antigua de siglos pasados, el color era distintivo de las clases sociales. Durante largas épocas muchas personas fueron obligadas a utilizar determinado color en ciertas sociedades, así como aún actualmente el negro es un color de luto.

En el mundo corporativo, las empresas se distinguen por sus logos. Estos representan el producto que pretenden comercializar, y la idea que desean transmitir.

En el diseño gráfico el color juega un rol fundamental, ya que es un tipo de lenguaje que tiene la función de transmitir mensajes a través de imágenes y tipografías.

Los colores y las emociones están tan relacionados que en el lenguaje gráfico se elige rojo para reflejar pasión, azul para expresar calma, en un intento de conectar con las emociones del público.

El color transmite sensaciones que nuestro cerebro asocia a cada tono, por ejemplo la tranquilidad de un atardecer mientras se oculta el sol se relaciona con los naranjas rojizos del cielo.

El arte lo utiliza como herramienta para llegar a los espectadores, escogiendo los colores adecuados para transmitir determinadas sensaciones o percepciones.

El uso del color es un canal sensible, una abstracción sensitiva, un vínculo tácito entre los afectos y las ideas, una conexión de estímulos múltiples.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.