Cepillado de dientes

El cepillado de dientes en forma regular es importante para combatir la placa bacteriana. Esta es la principal causa de caries y problemas en encías.

La boca aloja más de trescientas especies de bacterias, que son las que descomponen la comida y generan mal aliento. La importancia del cepillado de dientes es clave para quitar el sarro, película pegajosa, incolora y bacteriana que endurece sobre nuestros dientes.

Rostro de bebé de ojos azules con cepillo en la boca como si estuviera cepillando los dientes.

El hábito de cepillar los dientes se adquiere en la niñez más temprana.

La importancia de un buen cepillado de dientes

En primer lugar, se trata de evitar la pérdida de piezas dentarias a causa de las caries, que generan infección y pudrición del diente.

Cuando se produce una caries, deviene la inflamación de los tejidos que rodean al diente a causa de las bacterias.

Si esta infección no es tratada, puede expandirse hacia la raíz de la pieza dentaria y causar una gingivitis o peor aún, una periodontitis.

Por eso el cepillado rutinario es fundamental para evitar catástrofes en nuestra boca y mejorar la salud.

Consejos para cuidar tus dientes

Para mantener los dientes sanos y prevenir la enfermedad de las encías es aconsejable:

  • Dejar de fumar
  • Reemplazar el cepillo de dientes cada dos o tres meses
  • Realizar controles en consultorio del odontólogo y hacer una limpieza profesional
  • Cepillar los dientes dos veces al día con pasta dental que contenga flúor
  • Usar hilo dental para eliminar la placa formada entre los dientes

Enfermedad periodontal

Es la enfermedad de las encías, que son los tejidos que sostienen los dientes en su lugar.

La enfermedad periodontal ocurre cuando tenemos malos hábitos de cepillado y mal uso del hilo dental. Ello provoca el endurecimiento de la placa bacteriana que se acumula en los dientes.

En etapas avanzadas, esta infección puede provocar:

  • Sangrado de encías
  • Dolor en los tejidos que rodean las piezas dentarias
  • Mal aliento constante
  • Molestia al masticar
  • Dientes sensibles
  • Encías retraídas e inflamadas (dientes que se ven más largos de lo normal)
  • Pérdida de dientes

Factores de riesgo

Varios factores contribuyen a la enfermedad de las encías, que puede prevenirse con el cepillado correcto. Pero el factor que más influye es el hábito de fumar, que suele inhibir la eficacia de los tratamientos.

Otros factores son:

  • Los cambios hormonales en adolescentes y niñas
  • La diabetes
  • Algunos medicamentos que disminuyen el flujo de saliva
  • El sida
  • La predisposición genética.

Prevención

Para quitar las partículas que en forma constante se forman en la boca, es necesario el cepillado profundo de dientes por lo menos dos veces por día.

El hilo dental y el buen uso del cepillo bucal eliminan esa placa pegajosa e invisible que se deposita en los dientes, llamada sarro. Cuando endurece, ya no es posible quitarla con el cepillado y hay que acudir al profesional en odontología para realizar una limpieza bucal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.