Ir al contenido

Importancia del carbono

El carbono es un átomo de suma importancia para la vida biológica. Lo estudia la química orgánica, rama de la ciencia dentro de la que se incluye la bioquímica y la biología.

La existencia del carbono es vital para los seres vivos y la ecología, ya que interviene en muchas funciones vitales. Por eso decimos que este elemento es la base de la vida.

El carbono tiene propiedades químicas que le permiten unirse a gran cantidad de átomos diferentes, y formar grandes y complejas moléculas. Puede formar parte tanto del diamante, que es el mineral más duro, como del grafito que es uno de los más blandos.

sol penetrando el bosque del que forma parte el carbono

Todo lo que existe tiene su eje en el carbono.

¿Cuál es la importancia del carbono para la vida?

El carbono es la base estructural de toda molécula de materia orgánica. Ello ocurre al combinarse con otros átomos como:

  • oxígeno
  • hidrógeno
  • nitrógeno

En otras palabras, es un elemento que fundamenta la vida ya que todo organismo vivo está compuesto por carbono.

Además, puede formar sales inorgánicas en el medio ambiente tales como:

  • carbonatos
  • gases
  • combustibles (como el metano o el petróleo)

En conclusión, la importancia del carbono es fundamental para la existencia de la vida y los elementos inorgánicos.

Funciones

El carbono es la materia prima de numerosos productos que consumimos los seres humanos. Pero además, este elemento desempeña funciones esenciales para la vida:

  • Estructura, metabolismo y composición química de las células
  • Fotosíntesis, respiración y transferencia entre los seres vivos
  • Flujos de carbono en el suelo, la atmósfera y océanos de los ecosistemas

¿Cómo se libera?

En primer lugar, se captura el CO2 y transforma en un modo orgánico, que pueda utilizarse por parte de los seres vivos. Quienes se encargan de esta tarea son las plantas, tanto las terrestres como las acuáticas.

El reino vegetal se ocupa de asimilar el CO2 en forma de carbohidratos (fructosa, sacarosa, almidón entre otros). Así utilizan el carbono que asimilaron para crecer o bien para reservas. A su vez, proveen de este elemento al resto de la cadena alimenticia.

La liberación excesiva de CO2 hace que se acumule en:

  • los océanos  (provoca desequilibrios en el Ph con efectos negativos sobre el desarrollo de organismos marinos que son la base de la cadena alimentaria acuática)
  • la atmósfera (crea un efecto invernadero, y contribuye a mantener la temperatura adecuada para el desarrollo de la vida)

Liberación excesiva

Actualmente, el exceso de CO2 provoca daños en el medio ambiente. Algunos de ellos son muy significativos en:

  • derretimiento de glaciares continentales
  • deshielos de cascos polares
  • desbalances de las precipitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.