Ir al contenido

Importancia de la batalla del Ebro

La importancia de la batalla del Ebro está asociada a la sangrienta Guerra Civil Española, que sucedió entre 1936 y 1939. En ella se enfrentaron dos ideologías o visiones antagónicas sobre el país.

El llamado ejército del Ebro (de los republicanos) avanzó a través del río para ocupar posiciones clave. Pero el gobierno de Franco (llamado nacionalista o fascista) recibió apoyo aéreo de Alemania, y los bombardeos germánicos controlaron a su rival.

El conflicto de la batalla del Ebro finalizó con el triunfo del nacionalismo, y la instalación en el poder de la dictadura de Franco.

la batalla del Ebro fue el éxito franquista en España e inicio de la dictadura

Bandera española

Antecedentes de la batalla del Ebro: Guerra Civil Española

Para llegar al desencadenamiento de la Guerra Civil Española, debemos considerar dos visiones antagónicas:

  • la España conservadora
  • la visión progresista

Estas dos formas de pensar el país, tuvieron una tensión adicional causada por la desigualdad social, las cuestiones territoriales y religiosas (movimientos anticlericales que se opusieron a la influencia de la iglesia católica).

La polarización de la opinión pública y la ciudadanía aumentó con las dictaduras de derecha y el éxito del fascismo europeo, entre 1920 y 1930. Por otro lado, los republicanos organizaron milicias populares a través de los partidos políticos y organizaciones sindicales.

Las dos concepciones que dividieron España históricamente, se enfrentaron en julio de 1936, con un intento de Golpe de Estado. El golpe militar, que fue un intento fallido de tomar el poder, desencadenó un conflicto armado que se extendió hasta abril de 1939.

Bandos enfrentados en la batalla del Ebro

El apelativo con el que se conoce a los franquistas sublevados es el de “bando nacional” o “bando fascista”. Puesto que quien ejercía el liderazgo era el general Francisco Franco. Desde el oficialismo franquista,era política de estado  el crimen organizado y el asesinato de opositores. La matanza arbitraria, sistemática y organizada iba de la mano con las conquistas territoriales, donde la violencia fue una cuestión de estado.

La represión perduró años aún después del éxito de los sublevados, que instalaron campos de concentración y fusilamientos masivos. Siempre apoyados por el nazismo alemán y el fascismo italiano, por lo que muchos historiadores afirman que la guerra española fue antesala de la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado estaba el bando republicano, que se conformó a instancias de las distintas organizaciones y partidos políticos. Por su naturaleza, esta franja tuvo posibilidades de acción más limitadas, ya que no contaba con el sistema militar estatal. La violencia ejercida desde el Estado como política, en el bando republicano se ejercía a modo individual.

Ambos bandos persiguieron a la oposición y cometieron crímenes con motivos políticos. Pero las mayores ventajas operativas las tuvo el bando oficialista, que dispuso de la estructura del Estado para torturar y asesinar.

Lugar del enfrentamiento mayor: el río Ebro

Nacionalistas y republicanos españoles llegaron al mayor enfrentamiento de la Guerra Civil. Sangriento, con más de 20 mil muertos y 50 mil heridos, el conflicto culminó con la dictadura de Franco que perduró en el poder hasta 1975.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.