Ir al contenido

Importancia de la autoestima

La autoestima es la valoración que hacemos sobre nosotros mismos, la forma en que nos enjuiciamos sin que medie la opinión de algún otro.

Es lo que yo siento y pienso de mí mismo, y no lo que los demás piensan o dicen de mí. Todos tenemos autoestima en grados distintos. Nadie carece de ella, y su nivel no depende de nuestra comprensión o consentimiento.

Hombre sonriendo con expresión triunfal con apariencia de alta autoestima

La apariencia de seguridad puede encubrir temor e inseguridad en el fuero íntimo.

En la jerarquía de las necesidades humanas, la autoestima se describe como necesidad de aprecio. Esta  necesidad fundamental se divide en:

  • Aprecio por uno mismo (amor propio, confianza, suficiencia)
  • Estimación que se recibe de los demás (aceptación, reconocimiento, respeto)

La apreciación más sana de aprecio se manifiesta “en el respeto que le merecemos a otros, no en el renombre o la adulación”.

Puede quererme mi familia, mis amigos, mi pareja y a pesar de ello no quererme a mí mismo. También puedo tener una apariencia de seguridad y aplomo engañando a todos, mientras tiemblo por dentro.

¿Qué sucede si la autoestima es baja?

Podemos comparar la autoestima con el sistema inmunológico del cuerpo, que es es el que defiende al organismo de las infecciones.

Es decir que la autoestima es el sistema inmune de la psiquis. Si es más bien baja, hay menos recursos para enfrentar los retos de la vida.

Diferencias con el autoconcepto

El concepto que tengo de mí mismo es el autoconcepto. Responde a la pregunta de quién soy, qué conciencia tengo de mí y cuál es mi identidad (la que me diferencia de los demás).

Las ideas que tenemos de nosotros mismos son muy importantes. Con el tiempo, la interrelación con las demás personas ayudan a formarlo.

La psicología social subraya la experiencia familiar: lo primero que dijeron mis padres de mí. Quizás no hablaron con palabras, pero sí con conductas. Y ahí surge la base de la valoración o la descalificación.

La autoestima es la valoración que tengo sobre mi autoconcepto. No se relaciona con el nivel socio económico ni cultural, ni con la edad, sexo o inteligencia. Se trata de una experiencia íntima que habita en el mundo interno de cada uno.

La autoestima funciona en nuestro interior sin que dependa de nosotros, ya que está arraigada en operaciones mentales internas. No depende de los éxitos ni de los fracasos, sino que es el juicio que hacemos sobre nosotros mismos.

¿Por qué es importante la autoestima?

Porque si nos aceptamos, nos queremos y nos reconocemos tal como somos esto influye en:

  • Nuestro equilibrio personal
  • Las relaciones con los demás
  • Nuestras decisiones
  • La propia experiencia de vida
  • Una buena salud mental
  • Mejor comunicación con el entorno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.