Ir al contenido

Importancia del protocolo

En las relaciones públicas, tanto en el ámbito social como en el empresarial, la importancia del protocolo y ceremonial está directamente relacionada con la imagen.

Conocemos por protocolo, al conjunto de normas estandarizadas que tienen como fin reconocer la jerarquía de las personas que asisten a un evento.

Ello se realiza para evitar situaciones de conflicto, y optimizar las relaciones personales y profesionales.

En los negocios, es protocolar el cálido apretón de manos para saludar.

Una de las normas de protocolo es la precedencia, que indica que una persona es más importante (en la línea jerárquica) que la otra.

Se trata de una herramienta de comunicación, ya que comunicamos tanto con las actitudes como con los silencios.

A partir del reconocimiento de la importancia jerárquica de alguien, se facilitan las relaciones institucionales, lo que deviene en una mayor imagen positiva y su consecuente resultado en las ventas.

La etiqueta y el protocolo, vinculados al comportamiento y costumbres que se consideran adecuados en los diferentes ámbitos, son fundamentales para resolver divergencias en los encuentros sociales.

Creado para evitar problemas y mantener un ordenamiento planificado, el protocolo es un elemento que limita las vanidades humanas.

El uso de los utensilios en la mesa a la hora de comer, es otro elemento que está delineado por el protocolo y la etiqueta.

Saber utilizar los manteles, las servilletas, los cubiertos, conocer la forma de sentarse y la forma de combinar los vinos en relación a la comida que se sirve, también es parte del protocolo.

La etiqueta en la mesa incluye otro aspecto vital, que es la presentación de los alimentos y la modalidad para servir las porciones a los comensales.

En determinados actos gubernamentales, el protocolo es indispensable para determinar con anticipación los pasos a seguir y las normas que deben cumplirse ante ciertas situaciones o imprevistos.

Debido a sus múltiples beneficios relacionados con el orden y la organización, las normas propias de protocolo se fueron extendiendo hacia otros ámbitos de aplicación.

La importancia del protocolo está determinada por su capacidad para establecer criterios específicos y universales.

En la actualidad, la pandemia causada por las infecciones por covid-19, hicieron necesaria la aplicación de una serie de medidas y protocolos de higiene destinadas a reducir las posibilidades de contagio.

La existencia de protocolos nos brinda la oportunidad de preparar un plan para la prevención de los contagios, como así también conocer los pasos a seguir en caso de que la infección ocurra.

La aplicación correcta de protocolos como el distanciamiento, el uso de barbijos, el correcto lavado de manos, el uso del pliego del codo para la tos y el estornudo, nos ayudan a evitar la expansión del virus.

Cabe aclarar que los protocolos no son infalibles, pero su seguimiento de manera responsable y el compromiso para cumplirlos dificultará la propagación del contagio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.