Ir al contenido

Importancia del estudio

La importancia del estudio y su incidencia en el desarrollo mental, se convierte en un arma muy valiosa en la vida de las personas.

Pero el estudio tiene diferentes significados para cada uno. Algunos estudian como si fuera una garantía de éxito, para alcanzar un futuro brillante.

Y hay otros tantos que no ven la importancia del estudio sino para satisfacer las necesidades de sus padres y cumplir sus demandas.

libro sobre escritorio y persona leyendo, dando importancia al estudio

Estudiar puede convertirse en algo muy tedioso si no se comprende íntimamente su verdadero valor.

La decisión del estudio en la adolescencia

Al final de la infancia e inicio de la pubertad, transcurre un período de transición hacia la adultez que es la adolescencia. Los cambios físicos, psicológicos y hormonales suceden a la vez que el joven se prepara para la vida adulta.

En esta etapa tan difícil del desarrollo, en la que el adolescente atraviesa una crisis de identidad que lo impulsa a rebelarse contra sus padres, debe también decidir sobre su futuro.

Quizás es el momento más complejo de la vida en el camino hacia la adultez, donde ocurren cambios a nivel del sistema nervioso central.

La adolescencia se caracteriza por:

  • dificultades en la toma de decisiones
  • descontrol emocional
  • falta de autodominio
  • riesgos desmedidos

Por ello, parece el momento menos indicado para decidir sobre la importancia de estudiar. Sin embargo, es el momento pertinente.

Importancia del estudio

La importancia de la educación y el estudio luego de finalizar la escuela o colegio secundario, es la primera gran decisión en la vida de muchos jóvenes.

Entonces es comprensible que traiga consigo un alto monto de ansiedad y de angustia, que la familia tiene que acompañar a transitar. Detrás de cada estudiante hay una estructura familiar, una realidad particular, un contexto específico de existencia.

¿Por qué estudiar?

Hay muchas respuestas al interrogante, pero en principio es válido coincidir en que la respuesta válida es la incorporación de nuevos conocimientos. Y el desarrollo del pensamiento, aptitudes y habilidades que se convertirán en un arma para toda la vida.

Respuesta errónea

Frecuentemente escuchamos, ante la pregunta ¿por qué estudiar?: “estudio para ser alguien en la vida“. Lejos de ser una respuesta verdadera, la frase esconde un significado que denota una frágil autoestima, que no le permite identificarse como “alguien”.

Somos persona desde el momento de la concepción en el vientre materno, desde ese primer momento de existencia somos “alguien”. Desde que nacemos, desde que ocurre la primera inhalación, el primer llanto ya somos alguien.

Luego aprendemos habilidades tanto emocionales como motrices, más tarde desarrollamos el pensamiento lógico y no paramos de aprender. La vida es una práctica constante de estudio, praxis, lectura, comprensión y ello simplemente porque somos persona. Siempre somos alguien.

¿Para qué estudiar?

Estudiamos para contar con herramientas que nos ayuden a convivir mejor en la sociedad, con nuestros semejantes. Quienes pueden acceder a una formación universitaria, cuentan con una oportunidad de preparación académica.

Pero la inteligencia es mucho más que un título universitario. Estudiar es importante para :

  • desarrollar nuestra mente
  • comprender nuestros orígenes (quiénes somos, cómo fuimos creados, cómo se creó el universo)
  • aprender nuestra cultura, la historia, las revoluciones, las luchas de poder

Y sobre todo, estudiamos para darle sentido a nuestra identidad ampliando los conocimientos limitados que aprendimos cuando niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.